“En la vida tuve muchos aprietes de barras, pero también rebotaron mucho”,dijo Hugo Perico Pérez

Compartir

El ex jugador de Independiente y de Racing, y actual asesor en deportes de la gobernación de Córdoba Hugo “Perico” Pérez, estuvo en los estudios de Mañana Sylvestre y habló de la violencia en el fútbol, y de los caminos posibles a una solución de un problema que afecta hoy a los clubes argentinos.

“Hace mucho tiempo me han ofrecido cargos en distintos lugares, y me decidí por uno. Estoy trabajando en Córdoba, en el tema fútbol, asesorando tanto al gobernador como a los ministros tratando de presentarles proyectos e introducir aún más el profesionalismo en la provincia más allá de que tiene Córdoba una historia de fútbol muy rica. Tratando de aportar el granito de arena de lo que uno sabe”, dijo el ex futbolista sobre su nuevo cargo.

Respecto del caso específico de la violencia en el fútbol, Pérez comentó la reacción que tuvo el gobernador De la Sota ante las amenazas de la barra de Instituto contra sus jugadores ocurrida un par de semanas atrás y señaló que “me llamó el día lunes y me pidió que le informara a la Agencia Córdoba Deportes que es el ente que mayormente se comunica con los clubes por estar dentro del estadio Mario Alberto Kempes, y que le comunicara a los clubes que aquel club que se apañe a los barras automáticamente va a dejar de existir cualquier tipo de propaganda del gobierno institucional de la provincia en su camiseta. Por lo menos es un paso”.

Pérez aclaró en Radio La Red que “el gobierno aporta a través de Lotería de Córdoba y de Bancor, tiene un aporte importante para ayudar a los clubes. Hoy Instituto y Belgrano son quienes más reciben ayuda, después están Racing de Córdoba y Talleres, y Sportivo de Belgrano de San Francisco, que militan en el Argentino A”.

Sobre específicamente cómo vivió la violencia en el fútbol en sus tiempos de futbolista, Perico señaló que “en la vida tuve muchos aprietes de barras, pero también rebotaron mucho. Fueron las circunstancias, y yo no le puedo pedir a nadie, que actúe como es uno. Uno tiene una historia en el fútbol, y muchos muchachos te lo pueden contar. Ante esos aprietes, la respuesta no ha sido la mejor de parte mía. Pero aclaro que no porque sea guapo, nada que ver. Es por una cuestión de vida y de educación, de no caberme en la cabeza de tener que amilanarme con algo que no puedo entender”.

Aunque luego admitió que alguna vez colaboró con hinchas, en colectas para financiar viajes. “No estoy diciendo que nunca he dado $20 para tomar un pancho o una coca a la hinchada, como se lo doy a un muchacho que me limpia los vidrios. Pero no de la manera en que hoy se está hablando, y además no es la misma barra que antes, ahora es mucho más violenta”, indicó.

La lucha solitaria del presidente de Independiente

El ex volante rojo, explicó también sus sensaciones ante el conflicto interno en el club Independiente, en la batalla que lleva adelante el presidente Javier Cantero contra los barrabravas de la institución. “Yo valoro totalmente lo de Cantero, pero lamentable él no va a poder cambiar esta situación. Acá tenés que tener el apoyo del Gobierno, la AFA, los clubes y los dirigentes, la Policía y el apoyo judicial, porque si no tenés todo alineado, no se logra nada”, indicó.

Al tiempo que relató que “fui uno de los tantos padres que se tuvo que levantar a las 9 de la mañana e ir a buscar a mis tres hijos al colegio de Independiente por la amenaza de bomba. Ahora quien hizo esa amenaza tiene pensar que apuntó a un lugar muy bajo”, dijo sobre el llamado telefónico surgido en el colegio de la institución de Avellaneda anunciando la colocación de un explosivo en el predio educativo del club.

Elogios para Julio Falcioni

Hugo Pérez le dedicó algunas palabras para el gran presente del técnico de Boca, tras su clasificación a las semifinales de la Copa Libertadores. El ex volante de la Selección Argentina consideró que Falcioni “es un tipo que se merece lo que le está pasando. Tengo una amistad con Julio, y tiene un gran equipo, y por eso voy a visitarlo de vez en cuando. Es un técnico para dejarlo de trabajar, no es de esos técnicos espasmódicos que uno los trae y tiene dos resultados de golpe y ya está, después quedamos en la misma. No, es de esos técnicos, que cuando te arma un equipo después es muy difícil ganarle”.

Audio completo de la entrevista

Viernes 25 de mayo de 2012