“En Morón la situación sigue siendo delicada, y hay 15.000 vecinos sin luz”,dijo el intendente Lucas Ghi

Compartir

En charla con Mañana Sylvestre, el intendente de Morón analizó el cuadro de situación a 6 días del temporal que sacudió el oeste del Gran Buenos Aires.

“La situación sigue siendo delicada. Lo lamentable es la víctima que tenemos en la ciudad, un vecino de Haedo, eso obviamente es irreparable y estamos acompañando a la familia desde el lugar que podemos asistir como Estado municipal. Los heridos vienen evolucionando favorablemente, sólo quedaban dos ayer en el hospital de nuestro municipio y se presumía que en el transcurso de las próximas horas van a ser externados. En relación al tema del suministro eléctrico, hoy quedan sin luz en Morón unos 3.500 frentes, domicilios, y serian alrededor de 15.000 vecinos. Esto es extraordinariamente preocupante”, señaló la autoridad municipal de Morón.

En materia de los reclamos de los vecinos por la inseguridad vivida tras el corte de energía eléctrica, Ghi precisó que “lo que hicimos fue coordinar con el Ministerio de Seguridad a partir del llamado de la Presidenta de la Nación horas después del tornado para afectar a la Gendarmería exclusivamente a las zonas que permanecen aún sin luz, porque la verdad que la sensación de indefensión en esos barrios a la noche es enorme”.

En relación a la respuesta a la falta de energía, Ghi detalló en Radio La Red que “desde el primer día hasta acá tuvimos distintas dificultades. El primer día no había generación de electricidad, durante alrededor de 30 horas no hubo oferta de electricidad porque se había caído el sistema. Las dos subestaciones que alimentan gran parte de Morón habían quedado fuera de servicio. A partir del jueves a la noche, y el viernes a la mañana se reactivaron esas dos subestaciones, y lo que se tuvo que hacer fue reponer la distribución, la línea de alta y media tensión. Y hoy ya no quedan barrios completos sin energía eléctrica sino que tenemos una situación mucho más atomizada, por ahí en el mismo barrio conviven en una misma cuadra gente que tiene el servicio y gente que no lo tiene, porque la línea de distribución está dañada en una fase producto de que el poste está caído, semicaído o porque hay un árbol que no pudimos extraer. Lo que estoy haciendo es ser extremadamente riguroso con la empresa, cada dos horas me dan partes de servicio y yo me encargo de corroborar el lugar donde ese parte se está cumpliendo, y de lo contrario que se hagan carga de que se cumpla”.

Martes 10 de abril de 2012