“En Rosario hay un estado de violencia que no cesa a pesar de la presencia policial”, señaló el concejal Cavallero

Compartir

El actual concejal del Partido Progreso Social, ex intendente rosarino cuestionó la política de seguridad del gobierno santafesino, tras el crimen del comisario mayor Guillermo Morgans, jefe de la Agrupación de Unidades Especiales (AUE) de la Policía de Rosario, y pidió profundizar en políticas sociales y educativas porque “quien tiene educación y trabajo no empuña un revolver para ganarse la vida”.

“Llegamos a una situación de desmadre en cuanto a la inseguridad en donde habíamos llegado a un pico intolerable para la población. La llegada de fuerzas federales, fundamentalmente Gendarmería, Prefectura y la Policía Federal evidentemente disminuyeron el delito de manera marcada en pocos meses. Pero lo que subsiste es un estado de violencia que sigue habiendo de muertes violentas, si bien en cantidad más baja”, indicó Héctor José Cavallero, ex diputado e intendente de Rosario, quien integra la Legislatura rosarina por el Partido Progreso Social.

Respecto del crimern del comisario Guillermo Morgans, Cavallero destacó que “era un alto jefe policial, un hombre de mayor confianza del Ministerio de Seguridad de Santa Fe” y puso en dudas que su asesinato haya sido en ocasión de un simple robo.

“Si bien el entra a un negocio que era de su hijo, y estaba siendo asaltado y maniatado, es sospechoso que haya sido un asalto común, por la manera en que fue rematado”, consideró.

“Hay un estado de violencia que sigue y que no cede a pesar de la presencia de fuerzas policiales, y esto tiene que ver con la ausencia del Estado en muchos lugares”, dijo Cavallero.

Luego cargó contra el oficialismo santafesino, y dijo que “hubo una época en el que gobierno provincial negoció con las fuerzas policiales un acuerdo donde por un lado la policía se autogestionaba y por otro lado no molestaba al gobierno de turno, y eso se dio fundamentalmente en la gestión de Hermes Binner. Y toda la gente de drogas peligrosas que ocupaba los altos cargos, hoy están todos presos”.

Y aseguró: “Cuando a una fuerza policial se la deja que se autogestione transforma a cada rubro de la economía del delito en un canal de recaudación”.

“En los últimos 5 a 10 años, hay 129 jefes policiales que están siendo investigados por enricimiento ilícito, y no hay resolución”, acotó.

Una solución al drama de la inseguridad

Frente al panorama sombrío que vive la provincia de Santa Fe, y sobre todo la ciudad de Rosario en materia de violencia ligada al narcotráfico, Cavallero abogó por una política activa que incluya a sectores desprotegidos y que impida su ingreso en la esfera del delito.

“Esto tiene que ver con causas profundas que no se van a solucionar con la varita mágica sino con un plan de inclusión social, para todas estas personas que han venido migrando del nordeste argentino y que están habitando en condiciones infrahumanas y que carecen de educación básica y la calificación para obtener un trabajo”, señaló el concejal.

Audio completo de la entrevista

Miércoles 11 de junio de 2014