“En un acto de desesperación rompió un vidrio de la celda y se cortó el antebrazo”, dijo Elizabeth Gómez Alcorta, abogada de Sala

Compartir

En Radio 10 Elizabeth Gómez Alcorta, abogada de Milagro Sala dio detalles de la lesión que se autoinfringió la dirigente de Tupac Amaru tras regresar días atrás al penal de Alto Comedero luego de la revocación de la prisión domiciliaria dispuesta por la Justicia jujeña.

“Milagro estuvo con una crisis de angustia muy galopante, y hubo presencia de psiquiatras esa tarde que decían que no podía hacer contacto visual ni podía articular palabras. Milagro en un acto de desesperación rompió un vidrio de la celda y se cortó el antebrazo”, precisó la letrada sobre las heridas que se autoinfligió Sala.

El hecho se habría desencadenado según Gómez Alcorta tras conocer la decisión del Juzgado de Control N°4, a cargo de Isidoro Cruz, que rechazó un hábeas corpus que habían presentado sus abogados para que vuelva a estar detenida en su vivienda de Dique La Ciénaga.

A su vez, la Justicia denegó también un eventual traslada a la clínica Los Lapachos donde Sala quería ser atendida por un problema gastrointestinal.

Según la abogado un cirujano del penal atendió a Sala y “le hizo 4 puntos internos y 5 externos”. Para Gómez Alcorta la situación de la líder de la Tupac es “desesperante” en virtud de un “cuadro de presión mayor” desde su regreso al penal y en vista de una “fuerte inclinación suicida” que padecería.

“Cuando dije que la quieren muerta, no lo dije como hecho político ni como forma de presionar lo dije porque estoy convencida que es así. Perdió muchísima sangre y podía haber muerto ayer mismo”, expresó la letrada.

“Se está pasando la frontera de lo humano. Hay un nivel de perversidad con Milagro que no deja de sorprendernos y de angustiarnos. Esta situación es insostenible y hcemos responsable no sólo al gobierno provincial, sino también al nacional”, finalizó.

Viernes 20 de octubre de 2017