“En vidrieras antes el 70% era nacional y el 30% importado y hoy la ecuación es a la inversa”, dijo Ariel Aguilar de CIMA

Compartir

Ariel Aguilar, integrante de la Confederación Empresaria Argentina y presidente de la Cámara Industrial de Manufacturas de Cuero y Afines (CIMA), alertó por las dificultades que atraviesa la producción nacional por el alza de tarifas y costos, en conjunción con la caída de la demanda y de la competencia que representa la apertura de importaciones.

“Es un momento tremendo para la industria argentina. La realidad que cuenta cada uno de los sectores tiene que ver con las políticas del Gobierno, que claramente fueron en detrimento de la industria nacional”

“En los últimos 2 años nuestro sector perdió en 2.500 y 3.000 puestos de trabajo. Si sumamos un sector complementario al nuestro como el calzado, estamos en 5.000 puestos de trabajo perdidos”, indicó Aguilar y sostuvo que los importaciones en el sector treparon desde las 406 en 2015, a 1420 actuales.

“No se trata sólo del cierre de las empresas, sino también por la pérdida de puestos de trabajo por goteo, que hubieran sido muchos más si el empresario Pyme no hubiese hecho un gran esfuerzo”, deslizó en Radio 10.

A su vez, planteó el combo de situaciones que contribuyen a complicar a la producción manufacturera local porque el consumo se retrajo 20% en 2016 y un 10% adicional en 2017.

“En nuestras vidrieras el 70% era nacional y el 30% era importado y hoy la ecuación es a la inversa, el 70% es importado”, alertó.

Viernes 23 de marzo de 2018