“Es evidente que Boudou está muy complicado”, aseguró el diputado Manuel Garrido

Compartir

El legislador radical dio detalles en Mañana Sylvestre sobre la posible citación a indagatoria del vicepresidente por la causa que investiga el delito de negociaciones incompatibles con la función pública por su supuesta intervención a favor de la ex Ciccone Calcográfica. “Es inevitable y se tendrá que presentar a indagatoria. Si no lo hace se estará en condiciones de pedir juicio político”, dijo.

“La citación a indagatoria la tiene que resolver el juez y eso tarde o temprano va a ocurrir porque los elementos de prueba que tiene el fiscal son importantes y esto a mi criterio es inevitable porque lo van a terminar citando a indagatoria”, expresó el legislador de la UCR Manuel Garrido.

“Una vez que lo citen a indagatoria, tiene que presentarse, porque si no se presenta en ese caso el juez no puede obligarlo por la fuerza a comparecer y en este caso si debería promover el juicio político. Pensar en esta hipótesis de que siendo citado el vicepresidente no se presente con el costo político y la vergüenza que esto sería, la verdad que es una hipótesis poco probable”, analizó.

“Mientras se presente cuando lo cita el juez no es necesario que sea removido del cargo. La remoción del cargo se basa en otra cuestión que tiene que ver con la responsabilidad política, con su idoneidad moral para ocupar ese lugar”, acotó.

“Es evidente que Boudou está muy complicado. Un paso como el de pedir la declaración indagatoria de un vicepresidente, para que un fiscal de primera instancia la tome, tiene que estar muy convencido de la prueba que existe, sobre todo con los antecedentes de lo que ocurrió hace 2 años donde Boudou salió a hacer una conferencia de prensa y se llevó puestos al juez, al fiscal, y al Procurador General de la Nación. Así que es evidente que el fiscal Di Lello tiene elementos como para pedir lo que está pidiendo”, enfatizó.

Dos casos paralelos

Consultado en relación a la situación similar que afronta el jefe de Gobierno por el tema de escuchas ilegales promovidas por Jorge “Fino” Palacios, su ex jefe de Policía, Garrido expresó que “es un tema que habrá que evaluar a nivel de la legislatura de la Ciudad, y en este caso probablemente ocurra lo mismo porque los números de recomposición de los órganos legislativos hace que muchas veces a pesar de que existen elementos importantes, como el caso de Macri o del vicepresidente, continúen blindados por la mayoría que tienen y hacen que esos procedimientos de remoción en la Legislatura en el caso de Macri o en el Congreso en el de Boudou, no funcionen”.

“La causa puede continuar sin el juicio político. Para que haya juicio político, cuyo fin es la destitución, se necesita una mayoría calificada es decir dos tercios de la Cámara de Diputados o de la Comisión de Juicio Político. Y mientras haya una decisión política de blindar al vicepresidente esto no va a ocurrir”, agregó.

La investigación por posible enriquecimiento ilícito

En Radio Del Plata, Garrido explicó que la causa que maneja el juez Ariel Lijo también investiga el posible enriquecimiento ilícito del vicepresidente: “Hay peritaciones que se están realizando. En su momento hice una presentación comparando las declaraciones que había hecho (Boudou) a la Oficina Anticorrupción y los descargos que había hecho la investigación que está desarrollando la Justicia, y no coincidía nada, las declaraciones no tenía nada que ver con lo que dice ahora que tenía cada año, y que es un dibujo con el cual intenta cerrar o justificar su situación patrimonial”.

“Ese aspecto del enriquecimiento ilícito tarde o temprano también va avanzar, porque su situación patrimonial no la puede justificar de ninguna manera y las declaraciones que presentó en su momento en la Oficina Anticorrupción son absolutamente falsas”, dijo.

Viernes 7 de febrero de 2014