“Es falso que haya riesgo en la sustentabilidad de las ART, que han acumulado ganancias extraordinarias”, indicó León Piasek

Compartir

Esta semana, el Gobierno estableció por decreto de necesidad y urgencia una reducción en los monto de las indemnizaciones por muertes o accidentes laborales. Ahora para el cálculo del pago se tomará la tasa de las Remuneraciones Imponibles Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE), índice mucho menor al interés activo del Banco Nación, que se utilizaba como parámetro hasta ahora.

“Es coherente con la mayor parte de las medidas que hizo este Gobierno. Puede sorprender por la oportunidad, por este gran favor que les hace a las empresas aseguradoras del riesgo del trabajo y a los amigos empresarios, pero cuesta entenderlo desde todo punto de vista, desde la defensa de los derechos y la vida de los trabajadores”, dijo en Radio 10 el abogado laboralista León Piasek sobre el tema.

Para el letrado, la medida no debió ser llevada adelante por decreto ya que ameritaba “ni necesidad ni urgencia”, y aclaró que en todo caso debió ser discutida en el ámbito parlamentario.

“De marzo de 2018 a marzo de 2019 se produjeron solamente 7 casos de discapacidad de más de 66%, y es falso que haya riesgo en la sustentabilidad del sistema de ART, porque han acumulado ganancias extraordinarias en el último tiempo. En el último año hubieron 528 casos mortales, pero eso no puede impactar de ninguna forma en las finanzas abultadas de estas empresas”, comentó.

Agregó que la medida representa “una norma regresiva que ataca Derechos Humanos laborales” de cara a un sistema de ART que “es un negocio muy grande, muy concentrado, y vinculado con grandes corporaciones médicas”.

Martes 1° de octubre de 2019