“Es una barbaridad poner el eje en los extranjeros para estigmatizar y demonizar”, dijo María del Carmen Verdú, de CORREPI

Compartir

El ministro del Interior Rogelio Frigerio adelantó la intención del Gobierno de lograr un “juicio abreviado” para deportar “lo antes posible” a los extranjeros detenidos durante la represión policial al momento del tratamiento del presupuesto en el Congreso.

En Mañana Sylvestre, la abogada y referente de CORREPI, María del Carmen Verdú adelantó que ese proceso no avanzará, ya que será imposible técnicamente probar los hechos que se les imputan y consideró como una “barbaridad” apuntar contra los detenidos no argentinos.

“Es una barbaridad poner el eje en los extranjeros detenidos para estigmatizar y demonizar”, dijo.

Verdú adelantó que fueron 4 los extranjeros detenidos el miércoles pasado y que ya han recuperado su libertad. La abogada recalcó el caso del detenido de nacionalidad turca, Anil Baram, quien tiene 2 años de residencia en el país, es economista y vive en Córdoba, y está casado con una ciudadana argentina, y habría sido virtualmente “cazado” al boleo por fuerzas de seguridad en la avenida 9 de Julio cuando se dirigía a la embajada de su país a realizar tramitaciones.

“Lo que se utiliza es lo que llamamos el ´combo manifestación: Atentado, resistencia a la autoridad, daños y lesiones, pero esa imputación tiene un problema que es que después el fiscal o el juez para poder avanzar en el proceso tiene que poder demostrar qué conducta puntual se le imputa a cada uno”, refirió la letrada.

“Hablan de sedición como si estuviéramos hablando de la guerrilla kurda. Es muy grave que se esté instalando esta noción de que se los puede deportar en 48 horas. No se puede aterrorizar a las personas”, finalizó.

Viernes 26 de octubre de 2018