Escándalo en la FIFA: “Durante muchos años hubo cosas absolutamente escandalosas”, dijo Axel Fucks, desde Uruguay

“Me sorprendió, no esperaba que pasaba, porque después de tantos años y cuando ya está prácticamente en retirada, pensé que se iba a ir con una goleada absoluta a favor, e inmaculado en estos temas”, dijo Axel Fucks sobre las imputaciones que recaen sobre el ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, Eugenio Figueredo, quien tiene pedido de captura internacional junto a otros 5 altos dirigentes de FIFA por los delitos de conspiración y corrupción.

“Durante muchos años acá hubo cosas absolutamente escandalosas, que fueron pasando y pasando, sobre todo cuando fue presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol, y ahí realmente hubo casos que rompían las ojos”, expresó Fucks.

Para el periodista “todo era muy irregular” en el manejo del fútbol en la vecina orilla y denunció una maniobra abierta para favorecer a los grandes de la otra orilla, Nacional y Peñarol. Además apuntó a desprolijidades en el nombramiento del concesionario de las transmisiones televisivas.

“Desde el inició había una situación irregular en donde la empresa que ofrecía más perdió y la que ofrecía menos fue la que ganaba, y hubo un sobre que no se abrió. Luego Tenfield (la concesionaria del fútbol uruguayo) con los derechos en la mano, tenía a los clubes siempre necesitados y pidiendo adelantos de plata que los llevan a estar esclavizados por más tiempo. Siempre se promete que el nuevo arreglo será la solución y hace 20 años que estamos en lo mismo”, explicó.

Por otra parte, calificó el contrato extendido a Tenfielf por la AUF como “leonino y abusivo”, donde la Asociación Uruguaya de Fútbol estaba sujeta a multas y pagos indemnizatorio por incumplimiento y por el contrario la compañía privada no presentaba ningún aval.

Luego se refirió al contrato por la transmisión de la eliminatorias del 2003, donde Tenfield adelantó plata por US$2.250.000 a la AUF, dinero que con el tiempo pasó a ser el único pago, cuando esos contratos usualmente suelen multiplicarse hasta “12 o 13 millones de dólares”.

Esos errores tan gruesos y tan claros tienen que tener alguna justificación”, dijo sobre la posibilidad de existencia de actos de corrupción entre funcionarios de la Asociación Uruguaya de Fútbol.

Por último recordó otros casos donde se denunciaron irregularidades durante la gestión de Figueredo, como el Mundialito de 1980 donde “hubo una faltante de 1 millón de dólares”.

Audio completo de la entrevista

Miércoles 27 de mayo de 2015