“Esperemos que Pino y Lilita se animen a venir a competir en este espacio”, dijo Alfonso Prat Gay

PratEn Mañana Sylvestre, el diputado nacional por la Coalición Cívica lanzó el desafío a ambos dirigentes para que se incorporen al nuevo frente electoral que presentó días atrás y que lo reúne a figuras políticas como Victoria Donda, Ricardo Gil Lavedra y Humberto Tumini, entre otros. “El que elige el camino de ir solo le está facilitando la vida al kirchnerismo”, dijo. También disparó críticas al PRO y a Lavagna por su acercamiento al Macrismo, y desmintió su llegada como asesor del Vaticano.

“Nuestro esquema es contar con las primarias abiertas que es un mecanismo extraordinario para que sea la gente la que resuelva la interna de los partidos. La dificultad con estas alianzas es que cada uno cree que tiene más votos que el otro, entonces piensa que tiene que tener un espacio más importante en las listas, y ahora la realidad la muestra la gente en las primarias”, comentó Alfonso Pratt Gay sobre el nuevo espacio electoral que integra en Capital Federal.

En ese sentido, llamó a Fernando Pino Solanas y a Elisa Carrió a incorporarse al nuevo frente y dijo: “Esperemos que Pino y Lilita se animen a venir a competir en ese espacio. Lamentablemente ellos arrancaron con otro esquema, Pino fue el primero que habló de la senaduría, y Lilita que habló de su candidatura a diputada. Nosotros proponemos algo diferente, ponernos de acuerdo en los programas, en los horizontes y objetivos y que las candidaturas surjan al final con la elección de la gente y no al revés”.

El que elige el camino de ir solo le está facilitando la vida al kirchnerismo, y también al macrismo”, acotó.

Acerca de la alianza política presentada esta semana, dijo que “es algo que veníamos conversando desde hace varios meses, pero que nos tomamos el tiempo para encontrarle el formato, y pudimos anunciar en estos días, con la lógica incluso de incorporar a más sectores, porque lo que proponemos es un espacio en la Ciudad que pueda competirle al macrismo en el 2015, y que en el 2013 le saque los senadores al Frente para la Victoria”.

Cuestionamientos al Gobierno de la Ciudad

El joven economista disparó críticas a la gestión del gobierno porteño y dijo que “es una gestión que nosotros no nos conforma. Lo vimos en las últimas inundaciones, vemos que tiene un presupuesto gigantesco, y sin embargo aumenta los impuestos para después decir que lo necesita para tarifa del subte, y después vuelve a aumentar la tarifa del subte”.

“Nosotros creemos que hay mucho que cambiar en la Ciudad, y creo que no hay que distraer la atención. Sabemos que hoy lo importante es ponerle un freno al kirchnerismo, pero tenemos tiempo para pensar en una propuesta nacional y que pueda reemplazar al macrismo en el 2015”, expresó.

La candidatura de Lavagna

Era la alianza que le faltaba, parece”, dijo en tono irónico Prat Gay al recordar la trayectoria de Lavagna y su acercamiento inminente al macrismo. “A mí me sorprendió mucho, porque no me imaginaba a Lavagna acordando con el PRO, No hay un anuncio formal todavía pero todo indica que se está avanzando en esa dirección. La única manera que tengo de interpretarlo es que este sea un movimiento más amplio dentro del PRO con el Peronismo Federal, y que estén pensando algo con Scioli el día de mañana. Scioli siempre es una incógnita y no es lo mismo, con o sin Cristina”, añadió.

“Me parece que van quedando tres espacios, lo que va quedando del Frente para la Victoria, las fuerzas progresistas que estamos tratando de juntar nosotros, y después queda el peronismo federal y el PRO, que uno tiene siempre la duda de qué tan diferente puede ser del Frente para la Victoria el día que no esté Cristina”, expresó.

Su relación con el Vaticano

Acerca del rumor que creció estos días sobre su supuesto nombramiento como asesor financiero del Vaticano, Prat Gay comentó que “me sorprendí con la noticia, y la verdad es que no ha habido un contacto directo. Por supuesto, que es una de las materias más urgentes que tiene este nuevo Papa para atacar porque es uno de los puntos débiles de la Iglesia, y van a necesitar de gente capacitada y diferente a la que ha habido hasta ahora en ese manejo porque todos están bastante sospechados”.

“Yo he tenido un par de conversaciones con él, el mes pasado, pero no puedo decir que tenía una relación con él. Estaría muy orgulloso de ayudarlo y de acompañarlo”, concluyó.

Viernes 12 de abril de 2013