“Estamos en el peor momento de retracción económica”, sostuvo el economista Arnaldo Bocco

En el aire de Radio Del Plata, el economista y exdirector del Banco Central Arnaldo Bocco opinó sobre la realidad financiera nacional, y advirtió sobre la caída fuerte del consumo y de la actividad económica, y del impacto que podría tener en el corto plazo sobre los niveles de empleo.

“Estamos en el peor momento de retracción económica, y los cálculos se estiman una caída del PBI del orden del casi 2% en el primer trimestre y se aproxima a más del doble en el segundo”, expresó el economista.

“Esta caída de la actividad económica va a traer consecuencias en ingresos y en la ocupación. Son muy males malas noticias, e implica una inflación muy elevada para todo el año, y estamos lejos del 2% promedio que se avizora para agosto en adelante”, observó Bocco. Sobre la suba de precios, estimó que a fin de junio alcanzará el 25%, y pronosticó una inflación anual que estará entre 42% y 44%.

“Estamos ante un cuadro económico muy severo, con apertura de la economía, aplicación de tarifas impensadas -incluso para las propias prestatarias- en niveles tan altos que agudizan el índice inflacionario y la retracción económica, y es un ajuste que no se veía desde la época de la dictadura militar”, alertó Bocco.

En esta línea, pronosticó una caída del Producto Bruto Interno que será de 2% a 2,5% para este año, y auguró un crecimiento de la desocupación en el segundo semestre, que a su juicio podría quebrar la barrera de los dos dígitos.

En el sector alimentos a nivel cantidad se puede estar vendiendo del 3% al 5% menos, pero en textiles hay caídas del 25%, en calzados de más del 30%, en neumáticos hay caída de más del 25%”, subrayó.

Los efectos del blanqueo

Acerca de la media sanción que diera este miércoles la Cámara Baja a la ley de blanqueo de capitales, en diálogo con Gustavo Sylvestre, el economista consideró que la medida podría darle algo de oxígeno a la economía, siempre y cuando esos recursos se incorporen a la economía real y no a la actividad especulativa.

“El blanqueo más importante de la historia argentina fue el que se hizo en 2009, que fue de US$4000 millones y el último fue de US$2500 millones. Hoy no parecería que hubiera incentivos muy altos como para invertir en el sector privado en Argentina, en actividades que no sean la especulación financiera”, remarcó.

Audio de la entrevista

Jueves 16 de junio de 2016