“Estamos en un período de distensión y no de aceleración bélica”, dijo Alejandro Cao de Benos, representante de Corea del Norte

Compartir

“Mi botón nuclear es mucho más grande y poderoso que el de Corea del Norte”, había advertido días atrás el presidente norteamericano Donald Trump y despertó una nueva escala de tensión en las relaciones con el país asiático.

Desde Tarragona, España, conversó con Mañana Sylvestre el representante del Gobierno que lidera Kim Jong-Un, Alejandro Cao de Benos, y negó que hoy que Norcorea persiga una escalada nuclear.

“Corea puede defenderse nuclearmente en el caso de un ataque y Trump, como arrogante multimillonario que es, quiere mostrar que tiene más poder, pero eso no nos importa porque nuestro desarrollo nuclear es puramente defensivo”, remarcó Cao de Benos.

“Corea del Norte se declara como potencia nuclear para su defensa y hay nuevas conversaciones con Corea del Sur que se mantendrán el martes que viene porque estamos en un periodo de distensión y no de aceleración bélica”, insistió el referente en idioma español de la gestión norcoreana.

Sin embargo, Cao de Benos volvió a subrayar el potencial destructivo que maneja el país asiático y aseguró que tiene en su poder “misiles intercontinentales que alcanzan 13000 kilómetros de distancia y suficientes para golpear a cualquier base militar o ciudad de EEUU”, además de la bomba termonuclear o bomba de hidrógeno, que “es 100 más veces mas potente que la que se lanzó en Hiroshima o Nagasaki”.

En Radio 10 Cao de Benos consideró que hoy no es factible una invasión armada de EEUU sobre Corea del Norte en virtud de la capacidad nuclear de respuesta que contaría el líder Kim Jong-un

“La invasión a Corea del Norte de parte de Estados Unidos representaría una Guerra Mundial, y con un impacto altísimo en propia territorio norteamericana, pero ya no es una opción y solo queda la vía de negociación”, precisó.

Por último se refirió al conflicto bélico con EEUU cuya paz no fue firmada nunca a pesar del paso del tiempo, y cuyas relaciones permanecieron congeladas luego de la tregua acordada en 1953.

“Todos los presidentes de EEUU se han negado a firmar un tratado de paz definitivo, porque Corea geoestratégicamente es muy importante, comparte fronteras con Rusia y China, y quien controla Corea controla Asia y el Pacífico y además porque hay una cuestión ideológica, por Norcorea es un país comunista, muy diferente a su neoliberalismo norteamericano”, culminó.

Viernes 5 de enero de 2018