“Esto es una maniobra ilegal para el marco de la democracia, más allá de apoyar o no a Maduro”, dijo Pablo Gentili

Compartir

Venezuela vive momentos de tensión extrema a nivel político tras la autoproclamación del titular de la Asamblea Nacional Juan Guaidó como “presidente encargado” del país Caribe.

En Mañana Sylvestre, opinó Pablo Gentili, analista titular y ex secretario ejecutivo del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales (CLACSO), quién consideró la movida de Guaidó como un intento de golpe de estado y “un ataque contra la democracia en América Latina”.

“Se da un intento de usurpación del poder cuando una figura política que llega como Guaidó a dirigir la Asamblea Nacional por ausencia de candidatos a la presidencia se autodeclara presidente y esto genera la oportunidad para que se genere un nuevo ataque a la democracia en América Latina desde EEUU y sorprendentemente con el apoyo de otros gobiernos latinoamericanos como Brasil, Argentina y Colombia”, puntualizó el catedrático.

Para Gentili, “esto es una maniobra ilegal dentro de los marcos de la democracia, más allá de apoyar o no a Maduro, de hacer una evaluación positiva o negativa del estado de la revolución bolivariana”.
Resaltó que la Asamblea Nacional se encuentra hoy “fragmentada, dividida y destruida”, mientras que consideró que la ofensiva de Guaidó para hacerse de la conducción del país “es una aberración”.

“Se puede hacer una crítica legítima o no al estado político, social y económico de Venezuela. Pero no puede significar consentir un golpe de Estado o una posible intervención militar extranjera en un país soberano, lo que es una barbaridad”, amplió el experto en política internacional.
A pesar de rechazar la maniobra destituyente de Guaidó, Gentili ensayó críticas a la actualidad venezolana y al proceso que conduce Nicolás Maduro.

“Lo que hoy se impone en Venezuela es el ‘sálvese quién pueda’. La situación política es crítica, y la situación económica es verdaderamente frustrante para los que hemos apoyado los procesos de cambio que ha vivido ese país. Porque no podemos aceptar los enormes índices de inflación que se carcomen los salarios de los trabajadores. Pero esto no me lleva a apoyar un golpe de estado”, finalizó.

Jueves 24 de enero de 2019