“Estos personajes son siniestros y producen un daño enorme a la sociedad”, sostuvo Pedro Etchebest

Compartir

Quien fue el autor de las denuncias contra el operador Marcelo D´Alessio y el fiscal Carlos Stornelli, el empresario Pedro Etchebest pasó por el aire de Radio 10 y en conversación con Gustavo Sylvestre relató el detalle de los hechos sucedidos y de los encuentros que mantuvo con ambos en Pinamar.
Etchebest manifestó estar “dolido” por todo lo que “ha pasado”, a la vez que destacó la figura del juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla.

“Estoy contento con el gran paso de la Justicia en dilucidar la verdad. La gente debería presentarse porque estas situaciones se deben terminar. Nunca es tan abrumador tanta prueba junta, es indubitable; la verdad tiene que salir a la luz, como debe ser”, expresó.

Respecto de la figura de Marcelo D´Alessio, Etchebest consideró que se trata de un “profesional” que tenía muy en claro el rol que jugaba y aseguró que fue víctima de “maniobras psicológicas” por parte del operador, que le infundían “terror”.

“No es un loco, es una persona idónea en la materia, no es un improvisado, tiene expertise. Yo estuve 40 días en la mira de D’Alessio, era un profesional. Hacia inteligencia extrema, y manejaba las palabras con una dirección psicológica. Me tenia bajo su poder, pero me subestimó, creí que solo era un viejito”, deslizó y agregó: “Yo le imploré a D’Alessio que me deje, que no me haga daño. Pero me decía ‘pagame y después morite'”

Respecto del presunto vínculo entre D´Alessio y el fiscal Stornelli, Etchebest dio detalles del encuentro que mantuvo en las playas de Pinamar.

“Cuando lo vi personalmente a Stornelli en Pinamar no dudé más de lo que me decía D’Alessio, porque al principio pensaba que D’Alessio estaba vendiendo humo”, dijo.

“Yo vi a Stornelli saludarlo efusivamente y con afecto a D’Alessio, no escuché lo que hablaban pero se notaba una clara relación en su comportamiento”, enfatizó, y concluyó: “Estos personajes son siniestros y producen un daño enorme a la sociedad. Me llevaban a la punta de un precipicio. Yo no tenía retorno, y tuve que enfrentarlos”.

Martes 26 de febrero de 2019