Falta de provisión de medicamentos oncológicos: “Estoy pasando un calvario todos los meses”, dijo Viviana, que padece cáncer de médula

Compartir

Se incrementan los reclamos de los pacientes oncólogicos por las extremas dificultades que deben sortear para acceder a la medicación necesaria, en virtud de los recortes presupuestos en el área del Ministerio de Salud, impuestos desde la llegada de la gestión Cambiemos.

En Mañana Sylvestre, contó su experiencia diaria Viviana Zarlenga, quien padece de mielofibrosis o cáncer de médula, y denunció las trabas que le impone una obra social estatal para el acceso a su medicación, imprescindible para mantenerla con vida.

“La única opción que tengo es la medicación oncológica, que es muy especial porque no es tratamiento convencional, de los más conocidos, esta es una medicación que viene de Suiza y lo que hace es mantenerme con vida, porque mi médula no funciona y hace que el bazo produzca células como puede y hace que no se sigan agigantándose ni el bazo ni el hígado”, precisó.

“Sin la medicación el bazo se agranda y al agrandarse, la probabilidad que colapse puede darse en cualquier momento. Por eso es vital la medicación, porque es una medicación crónica, de por vida”, aclaró.

En este marco, apuntó contra la obra social Incluir Salud (ex Profe) por las limitaciones y obstáculos administrativos y burocráticos que le imponen, y que ponen en jaque la continuidad de su tratamiento médico.

“Es un vía crucis mensual que estoy padeciendo, porque estoy tranquila 5 o 6 días cuando tengo la medicación y después empieza el vía crucis de que mi marido se ocupe de llevar todo porque si falta un punto o una coma, es rechazado. Esto les está pasando a todos los enfermos oncológicos. No tener la medicación sería mi sentencia de muerte, como muchas personas que se están muriendo por lo mismo”, expresó.

“Me tratan como si estuviera pidiendo un esmalte para uñas. Sin la medicación me muero y tener que llegar a la Justicia para reclamarla es un doble padecimiento”, dijo Viviana quien aclaró que tiene presentado en sede judicial un recurso de amparo, que le permite hacerse con la medicación, cuyo importe está en el orden de los US$7.000.

Viernes 11 de mayo de 2018