“Falta voluntad política para levantar el presupuesto de los comedores escolares en la Provincia”, indicó Isaac Rudnik, del Isepci

“Veníamos de una situación muy complicada, y una cantidad de problemas que veníamos arrastrando entre sectores mas vulnerables, pero este gobierno no ha hecho más que agravarlos”, puntualizó en diálogo con Gustavo Sylvestre, Isaac Rudnik, referente del Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana, que hace poco tiempo presentó un informe que analiza el efecto negativo que está teniendo la recesión y la crisis en la alimentación de los chicos de sectores más humildes.

Rudnik puso énfasis en los escasos fondos que se derivan para los comedores escolares de colegios públicos bonaerenses, donde comen entre 1,5 millones y 2 millones de chicos en edad escolar.

“Podría ser una correa de transmisión para poder encontrar un paliativo, pero por $12 que reciben por día por niño, la alimentación es igual o peor que la reciben en sus hogares, mientras que en la ciudad de Buenos Aires ese aporte es de $40”, apuntó.

“Lo que falta es voluntad política para levantar ese presupuesto de los comedores escolares en la Provincia”, indicó.

El informe del Isepci detalla un caída en la calidad de la alimentación de los chicos bonaerenses durante los últimos 6 meses, donde se da “suba del sobrepeso y la obesidad, que alcanza también a los niños en estado de lactancia”. Esto a su juicio se da por el reemplazo en la dieta de carnes y lácteos y el aumento proporcional de hidratos de carbono como pastas secas, mucho más escasos en proteínas.

“Las situaciones de mal nutrición en niños tan pequeños trae consecuencias contundentes porque hay un aumento de los niños de baja talla, por los problemas de alimentación”, apuntó.

Audio de la entrevista

Miércoles 23 de noviembre de 2016