“Gerardo Morales es un mero empleado de la empresa Ledesma”, señaló Julio Gutiérrez, de C.A.P.O.M.A.

Compartir

La Policía de la provincia de Jujuy reprimió este jueves a los trabajadores del Sindicato de Obreros y Empleados del Azúcar del Ingenio Ledesma (SOEAIL), mientras realizaban un corte sobre la ruta nacional 34 en medio del 15° día consecutivo de conflictos por reclamos salariales.

En diálogo con Gustavo Sylvestre, el integrante de Centro de Acción Popular Olga Márques de Aredez (C.A.P.O.M.A.), Julio Gutiérrez, brindó detalles de la raíz del conflicto y cuestionó la parcialidad del gobernador de Jujuy Gerardo Morales, quien a su juicio, volcaría la balanza en favor del grupo empresario de la familia Blaquier.

“Gerardo Morales es un mero empleado de la empresa Ledesma, no hace nada que la empresa Ledesma no le diga”, sentenció Gutiérrez.

Aseguró que el conflicto es meramente salarial en el Ingenio Ledesma, y que venía dilatándose en el tiempo debió a la disputa con sectores patronales y a la decisión Ministerio de Trabajo “que venía suspendiendo las elecciones” en el gremio. “En un momento la comisión directiva del sindicato quedó acéfala, y esto hizo retrasar las negociaciones paritarias entre Ledesma y el sindicato”, comentó.

“Luego de las elecciones, en la negociación paritaria Ledesma hace un ofrecimiento de una recomposición salarial por debajo de lo que firmó el convenio azucarero en Tucumán, y muy debajo de lo que firmaron algunos ingenios más chicos que Ledesma en Salta y Jujuy”, aclaró en Radio 10.

“En Tucumán se firmó un salario básico de $15000 y con un complemento no remunerativo que alcanzaba una suma final de $19800, pero en el pequeño ingenio de San Isidro se firma por un salario $15100 y con una tira final de $21900 y esto es lo que pide los trabajadores azucareros de Ledesma llegar a ese piso. Son $1900 más y se soluciona el conflicto”, indicó.

Viernes 29 de septiembre de 2017