“Gran parte de la gente en Chaco no llega a fin de mes y menos aún puede pagar la luz”, subrayó Daniel Capitanich

Compartir

La administradora estatal del mercado eléctrico, CAMMESA amenazó a las distribuidoras de Chaco y de Villa Gesell con cerrar el suministro eléctrico si no se abona la deuda que mantienen por no haber girado los fondos para pagarles a las generadoras.

En Radio 10 habló del caso el vicegobernador Daniel Capitanich, quien manifestó la voluntad de encontrar una solución a la deuda pendiente en la provincia, y consideró que sería una “catástrofe” si finalmente se tomara la decisión de cortar el suministro eléctrico sobre el distrito.

“Por un recurso de amparo presentado por el defensor del Pueblo de la provincia, la empresa no pudo cobrar varios meses del servicios y por ende nos quieren cortar la luz a la provincia. Tenemos un proyecto de ley para generar un proceso de desendeudamiento rápido, porque los intereses que cobra CAMMESA son altísimos y llegan al 59%”, explicó el funcionario quien cargó contra el Gobierno nacional porque demuestra “insensibilidad, intolerancia e irresponsabilidad”.

Aseguró que “hay alta tasa de morosidad que se está incrementando y esto no es solo en Chaco, porque en los próximos meses se verá en todas las provincias” y añadió que “gran parte de la gente en Chaco no llega a fin de mes y menos aún puede pagar la luz”.

Se hará cargo CAMMESA, y el Gobierno Nacional de la seguridad, de la atención de hospitales públicas y de las instituciones educativas

Aclaró que en el Chaco no hay suministro de gas por red por tanto “todo se basa en el ámbito eléctrico, somos una provincia electrodependientes”, y si la dejan sin energía “se tendrá que hacer cargo CAMMESA, y el Gobierno Nacional de la seguridad, de la atención de hospitales públicas y de las instituciones educativas en Chaco”.

Martes 5 de marzo de 2019