“Ha sido una derrota diplomática para Israel y para Argentina”, aseguró el politólogo Carlos Escudé

Compartir

“Quisieron complacer a Netanyahu y mantener el clima para otros negocios, sacrificando lo que es más importante para el pueblo argentino en este momento, como es el Seleccionado y el Mundial”, precisó Carlos Escudé en el aire de Radio 10 sobre el fallido encuentro amistoso que iba a disputar el equipo conducido por Jorge Sampaoli en Jerusalén.

Para el experto en política internacional la suspendida visita del equipo argentino a Jerusalén, fue un intento de “aprovechamiento de Macri para alinearse con EEUU e Israel”.

“Creo que se equivoca muchas veces, pero sigo siendo amigo de Israel. Me parece que si el Gobierno argentino quiere quedar bien con Israel, entonces que ponga su embajada en Jerusalén, que se juegue en lo que realmente es su métier, pero no que use a la selección para mandar este mensaje ambiguo”, dijo Escudé y sostuvo que todo este tema significó “una derrota diplomática para Israel y para Argentina”.

Más adelante, remarcó que “siempre he abogado mantener buenas relaciones con las potencias siempre y cuando no están de por medio intereses esenciales del pueblo argentino. Hoy hay una fábrica de ilusiones en torno al Mundial, y Macri pretende hacer un uso político de eso que va en desmedro de las posibilidades de la Selección, porque le quita tiempo de entrenamiento, porque la arriesga innecesariamente”.

“Yo estoy dispuesto a correr riesgos personales, y si tengo que entrar a la parte árabe lo hago, pero otra cosa es mandarlo a Messi, es algo de una irresponsabilidad colosal. Que manden a diplomáticos que tienen carrera y para eso están. Que vayan ellos a Jerusalén”, subrayó Escudé en charla con Gustavo Sylvestre.

Nisman, y los servicios de inteligencia

Por último habló del ex fiscal Alberto Nisman, y aseguró que el fallecido funcionario judicial “era un informante de la embajada norteamericana”.

“Lo sabemos por los papeles del Wikileaks, porque Nisman aparece pidiendo disculpas a la embajada norteamericana por haber cometido un error, como fue el de acusar al entonces presidente Carlos Menem, y de haber desviado la atención respecto de algunas pistas en el caso del atentado a AMIA”, expresó Escudé.

Y cerró: “Nisman pide la detención de Menem, y se disculpa ante los yanquis, porque se enojan y consideran que esa es una forma de desviar la atención respecto de la única pista que era Irán”.

Miércoles 6 de junio de 2018