“Hasta agosto dábamos de comer a 500 personas y hoy ya son 678”, precisó el cura Paco Olveira

Compartir

Según el informe que dio a conocer esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), a consecuencia de la devaluación el índice de pobreza alcanzó al término del primer semestre del año a 27,3% de la población, cifra que representa un crecimiento del 25,7% respecto del segundo semestre de 2017.

“No necesitamos los números del INDEC ni de la UCA para saber de la pobreza porque se está viendo descaradamente esta realidad día a día en nuestros barrios”, dijo en Mañana Sylvestre Francisco “Paco” Olveira, párroco de la Isla Maciel, e integrante del colectivo Opción por los Pobres, y quien lleva adelante un comedor comunitario en el barrio.

“Ya se nos está desbordando la situación, estamos empezando a decirle a la gente que no tenemos más cupos para darle un plato más de comida. Hay un grado de degradación en tan poco tiempo, que no es posible responder, porque no tenemos espacio para poner a cocinar otra olla”, sostuvo.

“Hasta agosto dábamos de comer a 500 personas y hoy ya son 678 personas. Los lunes los chicos comen más, porque no comieron el fin de semana. No es la telenovela, es la realidad”, advirtió.

También se quejó por los nuevos aumentos en materia de tarifas de electricidad y de gas, y recalcó que los sectores más humildes ya no pueden acceder a la provisión de garrafas.

“La garrafa de 10 kilos salía hasta hace poco $300 y ahora $ 360, y dura sólo 15 días en una familia común. Las de 45 kilos ya es imposible comprarla”, subrayó.

Viernes 28 de septiembre de 2018