“Hay que ampliar el mercado interno de biodiésel y sustituir importaciones”, aseguró Jorge Kaloustian, de Oil Fox

Compartir

“Estamos rasgándonos las vestiduras para los US$1500 millones de exportaciones a EEEU y estamos pagando US$15.000 millones para importar energía. Estamos luchando contra la industria petrolera, porque Hay que ampliar el mercado interno de biodiésel y sustituir importaciones”, dijo en Radio 10, Jorge Kaloustian, titular de la empresa Oil Fox.

Esta semana Estados Unidos decidió aplicar fuertes aranceles al ingreso biodiésel argentino, sobre la base de una competencia desleal hacia los productores americanos, ya que a juicio del Gobierno de Trump se daría por un sistema de subsidios estatales al producto nacional. Sin embargo Kaloustian, aseguró que la medida es equivocada de raíz, ya que la exportación de biodiesel sufre retenciones por 27%, por tanto no existiría dichos subsidios.

Para Kaloustian, el problema central radicada en la responsabilidad de las automotrices que a su juicio se negaría a ampliar el porcentaje de biodiésel como combustible para los automotores vendidos en el país.

“Todo aquel que va y carga combustible en una estación de servicio, tiene el 10% de biodiesel y el 90% es diesel común. Sería importante ampliar ese mercado interno pero los muchachos de las terminales automotrices dicen que si se aumenta el 10% al 20% al usuario le van a quitar la garantía original del auto”, precisó.

Según el empresario el biodiesel tiene más cetanos que el combustible tradicionales, elemento que mejora la calidad de la combustión en los vehículos. Además tiene un 72% menos de emisiones de dióxido de carbono, y carece de emisiones de óxido nitroso.

Oil Fox produce energía sustentable a través de 3 plantas en Colombia, 2 en Italia, una en Nicaragua, y otra en Paraguay.

Jueves 24 de agosto de 2017