Hotesur y Los Sauces:“Nunca la OA debió ser querellante allí y nunca los jueces debieron aceptarlo”, expresó Félix Crous

Compartir

A través de una resolución presentada ante el Tribunal Oral Federal Número 5, la Oficina Anticorrupción decidió no participar de la acusación contra la actual vicepresidenta Cristina Kirchner por la causa que investiga la administración de los hoteles Los Sauces y Hotesur por considerar que dicho organismo solo debe querellar en casos en los que se afecte el patrimonio del Estado nacional.

En el aire de Mañana Sylvestre estuvo Félix Crous, titular de la Oficina Anticorrupción, y dio detalles de los motivos por los cuales decidió la medida. El funcionario aseguró que la OA no debió nunca participar de ese expediente, donde la presencia del Estado ya estaba garantizada con la acción del fiscal y también de una unidad específica que trabaja sobre lavado de activos como la Unidad de Información Financiera.

“Vamos hacia casos como los actuales donde el Estado tiene una representación específica en los juicios y que son los fiscales, empiezan a actuar con una multiplicidad de otros organismos y de pronto uno se encuentra con juicios y en el lugar donde debe estar el Estado hay 4 o 5 tanques y en el lugar donde están los imputados, está el imputado y su abogado defensor. Hay un gran desbalanceo en lo que se llama la igualdad de armas de juicio, que es un principio básico”, indicó.

“Cuando se investiga el delito de lavado de activos, el Estado si quiere participar además del fiscal, tiene una unidad específica que es la Unidad de Información financiera, que es querellante en esa causa y que aún si no lo fuera, el interés público está suficientemente garantizado por la acción del fiscal. Nunca la OA debió ser querellante allí y nunca los jueces debieron aceptarlo”, justificó.

En relación a una posible acción sesgada y persecutoria de la Oficina Anticorrupción en tiempos de Laura Alonso durante la gestión mcrista, Crous tomó distancia de lo hecho por su antecesora aunque evitó hacer consideraciones personales, y adelantó que dispondrá una auditoría sobre toda la etapa previa.

“Es evidente que hubo un sesgo en la gestión y no es el sesgo que queremos darle nosotros. Queremos que la gestión hable por el trabajo y no por lo que decimos que hacemos. Y en ese sendero estamos”, dijo.

Acotó que “tenemos una auditoría pendiente para cuando la SIGEN salga de la emergencia de la pandemia para hacer una evaluación integral del estado de la oficina, y que la evalúen los auditores que son los profesionales para tener una mirada más profunda y abarcativa del estado de situación”.

Viernes 15 de mayo de 2020