“Hubo detenciones arbitrarias, falsedad ideológica y amenazas gravísimas”, sostuvo María Del Carmen Verdú, de CORREPI

Compartir

María del Carmen Verdú, abogada de la CORREPI, estuvo en el aire de Radio 10 y en conversación con Gustavo Sylvestre apuntó contra el accionar policial por la represión y la detención de manifestantes el viernes último en Plaza de Mayo, durante el reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Verdú adelantó temprano la excarcelación de 30 de los 31 detenidos, aseguró que no existen pruebas en contra de los ciudadanos aprehendidos sino que los documentos presentados por las fuerzas policiales ante la Justicia son “un compilado de mentiras”.

“Creo que el futuro de esta causa que instruye el juez Martínez de Giorgi es inexorable en el lapso de 10 días tiene para decretar el sobreseimiento de las 31 personas”, consignó.

La referente de CORREPI comentó el caso del docente José Domingo Morales, que padece trombofilia y fue detenido en la puerta de una pizzería cuando salía luego de cenar en dicho local.

“Según el ticket de la pizzería pagaron a las 22:13 y según la Policía lo detuvieron a las 20:18 en Plaza de Mayo. Ejemplos como estos hay 30”, precisó Verdú.

“Hay que investigar un gran cantidad de delitos que se han cometido por parte de las fuerzas de seguridad y sus responsables políticos. Hubo detenciones arbitrarias, falsedad ideológica en las actas elaboradas y amenazas gravísimas”, dijo la abogada.

“Les decían “callénse la boca” y algo así como que iban a ser los próximos desaparecidos”, comentó Verdú sobre presuntas intimidaciones que habría realizado personal policial a los detenidos dentro de los móviles de las fuerzas de seguridad.

“Tiene que surgir una investigación profunda no solo del personal policial que estuvo en la calle y de su personal jerárquico, sino también de los responsables políticos”, finalizó.

Viernes 4 de septiembre de 2017