“Hubo falta de planificación, y una proliferación brutal de barrios cerrados sobre humedales”, señaló el dip. Claudio Lozano

Compartir

El diputado nacional y presidente del Bloque Unidad Popular cuestionó, en Mañana Sylvestre, la ausencia de controles estatales y de organización territorial en la zona metropolitana de cara a la explosión de emprendimientos inmobiliarios en terrenos que actuaban como contención ante la caída de aguas.

“Confluyen dos cosas, primero algunas obras que debieran haberse hecho y no se hicieron que tienen que ver con ríos, donde se han hecho desarrollos urbanos en la región metropolitana en general, donde ha habido una proliferación brutal de barrios cerrados, que albergan a muy poca gente, y que se asientan sobre humedales que están destinados por la naturaleza para contener la caída de la aguas”, sostuvo Claudio Lozano, diputado de Unidad Popular, sobre las inundaciones producidas en vastas zonas del Gran Buenos Aires.

“Cuando uno mira la región metropolitana, luego de 20 años de desarrollos inmobiliarios, uno se encuentra con que el conjunto de km² ocupados por los barrios cerrados, equivale en superficie a toda la Ciudad de Buenos Aires. Es una barbaridad que el excesivo cemento en las zonas urbanas, asentado donde no corresponden revelan la falta de planificación en esta materia, y esto hace que cada vez el fenómeno de las inundaciones sea más complicado”, indicó.

“Es como si tapáramos rejillas permanentemente”, enfatizó el legislador quien puso el acento en dos fenómenos que confluyen.

“En las últimas décadas, uno observa que hay problemas crecientes de vivienda, después de dos décadas en donde el fenómeno inmobiliario ha tenido un importancia sustantiva. Hay más gente carente de viviendas, y tenemos mayor cantidad de viviendas vacías, desocupadas, y una proliferación brutal de barrios cerrados, en la región metropolitana de Buenos Aires, pero pasa lo mismo en otras ciudades como Rosario o Córdoba”, agregó.

El pago a Fondos Buitres

Consultado acerca de la posibilidad de que el Congreso trate una ley para habilitar el pago a los holdouts, Lozano se mostró muy duro con el Gobierno y refirió que “en esto de patria o buitre, no me sorprendería que sea (ganen los) buitres”.

“El Gobierno está trabajando en esa dirección y no me sorprendería que seamos convocados para tratar el canje”, dijo.

“Yo no he escuchado nada distinto a lo que se escuchó siempre, donde se dijo que iba a haber aportes privados que no involucraran al Gobierno, y si se involucrara el Gobierno esto implicaría modificar la ley de canje vigente, e implicaría darle a estos acreedores una retribución superior a lo que percibieron los que ingresaron al canje. Terminaríamos convalidando el apriete de los Fondos Buitres, no solo implica pagar a los fondos que hoy están litigando, sino hacerse cargo de las demandas que no entraron y no se presentaron todavía, y que implica sumar una deuda de US$25.000 millones a US$28.000 millones”, dijo.

Lunes 3 de noviembre de 2014