“Hubo muchos desaciertos no sólo del Gobierno municipal, sino también del provincial”, afirmó Pablo Zurro, intendente de Pehuajó

Compartir

Siguen las repercusiones por la tragedia ocurrida en la ciudad bonaerense de Olavarría, durante el recital dado por Carlos “Indio” Solari, que atrajo a una multitud de más de 300.000 personas, y dejó un saldo de 2 muertos y varios heridos.

En Radio 10, el intendente de Pehuajó Pablo Zurro admitió que hizo contactos con el representante de Solari para llevar el recital a su Ciudad, en un predio mucho mayor al que fue asignado en Olavarría.

“Cuando Solari no puedo tocar en Tandil por la decisión de quien gerenciaba el Hipódromo -aunque creo que fue una orden política de la gobernadora-, nosotros ofrecimos el municipio y empezamos a tener contactos con el representante”, dijo y aclaró que “propusimos un predio de 113 hectáreas donde podrían haber entrado 1,2 millones de personas”.

Respecto de las responsabilidades de cara a la tragedia ocurrida este fin de semana pasado, Zurro cargó en primer lugar contra el jefe comunal de Olavarría Ezequiel Galli, pero también involucró a Vidal.

“El primer responsable es el intendente”, advirtió y añadió que recibir a Solari “es un muy buen desafío pero hay que tomarlo con seriedad, no con liviandad, promocionándolo como un triunfo en las redes sociales”.

“Hubo mucho desaciertos del Estado, tanto municipal como provincial porque elegir un predio de 18 hectáreas para 200.000 personas era obvio que iba a quedar chico”, agregó Zurro.

Deslizó que desde el principio “no se tomaron medidas necesarias” en materia de seguridad, y remarcó que en estos eventos masivos “hay que ser responsable y cuidar a la gente”.

Diferencias con Cambiemos

Consultado por la realidad municipal y la relación con el Gobierno nacional y provincial, el jefe comunal de Pehuajó fue directo y no ahorró críticas a las gestión de Cambiemos.

“Estuve leyendo que los que opinamos en contra somos destituyentes y esto es muy malo para la democracia. Tendría que saber Macri o Vidal, que (la gestión) no se compone de una sola fuerza y por más que tenga la mayoría uno puede hablar y disentir, eso es la democracia”, dijo y subrayó la disposición al diálogo que pregona el Gobierno “es una mentira”.

“Si es un gobernador viene a inaugurar una obra dentro del partido tienen que invitar al intendente, y vino y no me invitaron. Con esto no me van a hacer callar ni soy destituyente, opino sobre lo que no me gusta”, apuntó.

Por otra parte, sostuvo que reclamará judicialmente por las partidas presupuestarias nacionales que no llegaron a Pehuajó y que según dijo, las obras viales fueron sostenidas con recursos del municipio.

Audio de la entrevista

Martes 14 de marzo de 2017