Ingreso de Gendarmes a la UNR: “Fue un acto intimidatorio y una provocación inadmisible”, indicó Franco Bartolacci

Compartir

Preocupación y sorpresa generó entre estudiantes, docentes y personal no docente de la Universidad Nacional de Rosario el ingreso sin autorización previa de 3 gendarmes a la Facultad de Psicología mientras se realizaba una asamblea universitaria.

En conversación con Mañana Sylvestre, Franco Bartolacci, decano de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Rosario, repudió el hecho y llamó a encontrar los responsables del hecho, tras la denuncia que radicara en la Justicia federal.

Sobre cómo se dieron los hechos relató en Radion 10: “Ayer se estaba desarrollando una actividad pública que habían convocados estudiantes, docentes, personal no docente de distintas facultades dentro del predio universitario y en ese contexto ingresa un móvil de Gendarmería, que circula muy lentamente por las calles internas de este predio. Frena cerca de la Facultad de Psicología que está enfrente de donde se estaba desarrollando esta actividad, se bajan de 3 gendarmes e ingresan dentro de la facultad de Psicología y cuando el personal directivo les requiere la autorización o documentación se niegan a presentarla y con posterioridad se retiran”.

“La ley de educación superior en el artículo 31 es muy clara respecto de que las fuerzas federales pueden ingresar al territorio federal solo cuando medie una autorización judicial o un pedido expreso de las autoridades universitarias y ninguna de estas cosas sucedió.
Interpretamos lo que pasó como un acto claramente intimidatorio y una provocación inadmisible, y entendemos que reviste una gravedad institucional muy relevante”, enfatizó.

De cara a la reacción del cuerpo universitario, Bartolacci comentó que en la tarde del martes la Universidad Nacional de Rosario a través de su asesoría jurídica “presentó en la fiscalía federal de turno una denuncia para establecer responsabilidades y esclarecer el caso”.

A la vez que recalcó “la madurez y la racionalidad de la comunidad universitaria” que evitó cualquier tipo de reacción frente al ingreso ilegal de los efectivos de las fuerzas de seguridad.

“Hay que repudiar este accionar y exigir que se establezcan responsabilidades”, insistió el decano.

Miércoles 4 de octubre de 2017