Iron Mountain: “Me hierve la sangre, porque esto no fue una tragedia, fue un asesinato”, dijo Sandra Barícola

Compartir

Pedro Barícola prestaba labores en la Dirección General de Defensa Civil y el 5 de febrero de 2014 acudió a la sede de Iron Mountain, ubicada en el barrio de Barracas, tras desatarse un incendio en la empresa internacional dedicada al almacenaje, administración y protección de documentos. Ese día Pedro, y otros 9 rescatistas fallecieron durante el siniestro.

En el aire de Radio 10, habló Sandra Barícola, hermana de Pedro, y manifestó su intranquilidad por la lentitud en que se da el proceso de investigación judicial sobre el que sospecha la mano invisible de los intereses políticos y económicos.

“Es parte de la impunidad que hay en la Argentina, donde se avanza en algunas causas y se tapan las que se quiere. La causa cambió de juez pero la lentitud sigue. Nos indigna porque a Gómez Centurión, que era el titular de la Agencia de Control Gubernamental de la Ciudad no se lo llamó a declarar cuando era titular de la Agencia de Control de la Ciudad, porque es amigo del Presidente. Hay intereses creados para que esto quede en la nada”, estimó Sandra Barícola.

“En 2015 la Policía Federal dictaminó que fue intencional, fue hecho a propósito. Está comprobado que todo esto era para cubrir un lavado de dinero. Me hierve la sangre, porque esto no fue una tragedia, fue un asesinato”, añadió.

Respecto de la muerte de Pedro, su hermana remarcó que en ese momento Defensa Civil “no tenía un protocolo de emergencia” para casos como este y que su hermano “estaba en una línea en la que no debía estar cuando se desmoronó la pared”, hecho que causó su muerte instantánea. En dicho incendio fallecieron en total ocho bomberos y dos rescatistas que intentaban controlar el fuego.

Lunes 5 de febrero de 2018