La columna de Oscar Mangione: La falta de comunicación, y la naturalización del consumo

En el marco de la tragedia ocurrida en Costa Salguera, en la fiesta Time Warp, el psicólogo Oscar Mangione reflexionó acerca del por qué se da en chicos cada más jóvenes, el consumo de alcohol y de drogas como factor desinhibitorio en el acercamiento amoroso en ese tipo de eventos de la noche.

“El principal agente para evitar este consumo en un primer momento son las familias y los padres, pero para eso debe haber una comunicación intensa entre chicos y padres, cosas que últimamente viene ocurriendo cada vez menos y cada vez hay más casos de alcoholismo en la adolescencia que llevan a otros tipos de sustancias que son evidentemente dañinas”, dijo Mangione.

A esta crisis familiar que supone para el especialista en algún punto la permisividad y flexibilización ante conductas no deseables de los menores, se sumaría otra factor negativo como es la naturalización de las llamadas previas, donde jóvenes se juntan a tomar alcohol o sustancias psicoactivas antes de ir a las discos.

“Las previas están hechas para que el chico vaya desinhibido y pueda haber un acercamiento y aprouch amoroso directo con inhibición menor, que en la vía natural se produce con el diálogo, con las charlas, con presentarse y mostrarse, cosa que es imposible en este tipo de fiestas donde no se puede hablar sino que los acercamientos son directos”, explicó.

“Por efectos de la droga si bien en principio hay una desinhibición psicológica, luego hay una imposibilidad para tener prácticas sexuales por la enorme vasoconstricción que se presenta”, indicó.

“El problema es la naturalización, el papá está rendido y es lo primero que hay que revertir”, dijo y advirtió que “desgraciadamente este año he detectado casos de alcoholizaciones que llegan al coma alcohólico en chicos de 13 o 14 años”.

Audio de la entrevista

Jueves 21 de abril de 2016