Inicio La columna del Pepe La columna de Pepe...

La columna de Pepe Mujica: “Las medidas de aislamiento no son un castigo, son una defensa social y una defensa individual”

En su espacio de opinión de los días jueves en Radio 10, el ex presidente de Uruguay, analizó la situación sanitaria en la región y defendió la necesidad de cierres ante la aceleración de los contagios. “El panorama está bastante comprometido de los dos lados del río”, afirmó.

Aquí la transcripción completa de la charla entre Gustavo Sylvestre y el ex mandatario oriental.

GS: Como todos los jueves a esta hora, estamos saludando a nuestro columnista de lujo, el ex presidente de la República Oriental del Uruguay y ex senador nacional, Pepe Mujica. ¡Buen día! ¿Cómo está?

PM: ¡Buenos días! Un gusto saludarlos, aunque el panorama está bastante comprometido en las dos partes del río ¿Verdad?

GS: Así es, estamos comprometidos de los dos lados del río. Pero bueno Pepe, usted que ha sido presidente no, hay que tomar medidas. La República Oriental del Uruguay tomó la semana pasada medidas extremas, anoche el presidente anunció entre otros la suspensión de la presencialidad de las clases, en algunos sectores no cae bien, pero estamos debatiéndonos entre la vida y la muerte.

PM: Si, la primera responsabilidad que tiene obviamente cualquier gobierno, es defender la vida. Nos demos cuenta o no. Sin embargo, las vicisitudes complejas de la vida contemporánea, la economía, las costumbres que hemos cultivados, crean, en mucha gente, una especie de angustia existencial porque ya no se pueden dar la sociabilidad en la que estaban acostumbradas. El hombre contemporáneo es demasiado débil, ha perdido primitivismo, entonces se transforma en una cosa insoportable y las medidas que se toman de aislamiento, que no son un castigo, son una defensa, una defensa social e individual, y sin embargo cuesta, entenderse, acompañarse, en todas las sociedades por lo que se está viendo. Y se las quiere revestir de un ámbito represivo, y es una medida que impone las circunstancias. Hay un margen de gente que no acompaña y ello ha creado las condiciones para que el virus tranquilamente se expanda más. Hay una derrota social en esto que está demostrando, así como no fracasó la ciencia, pero fracasó la alta política, porque el mundo no pudo dar una respuesta colectiva, y lo que ha pasado con las vacunas y está pasando, es lamentable, vale más la propiedad de las patentes que el derecho de vida de la gente. Y eso es lamentable que la política no le haya podido torcer la mano al interés empresarial en una cosa tan decisiva como la que se daba. Ese es el fracaso de la política y lo otro, las sociedades tienen una sorda resistencia al cumplir las medidas de aislamiento, porque las cosas no han pasado porque si, han pasado porque hemos creado las condiciones, sabíamos lo que teníamos que hacer y sin embargo nos cuesta cumplirlo. Y todavía están las contradicciones políticas dentro de las sociedades, como postre.

GS: Eso es lo más preocupante, las contradicciones políticas, o los que buscan sacar un votito más jugando con la vida y la muerte de las personas

PM: Es muy embromado. No pudimos darnos cuenta que esto prácticamente era una guerra con un enemigo invisible. Y como en cualquier guerra, había que tener sentido de unidad y moverse corporativamente como cardumen, y sin embargo no se ha podido.

GS: Ahora, es increíble esto que usted marca porque me parece un punto central. Hasta el Papa lo viene pidiendo, que la política a nivel mundial no haya podido con este tema de las vacunas, donde cada vez hay mayor problema en conseguirlas… Y que no se pueda entender esto.

PM: Era obvio que el recurso era colectivizar las patentes para que todo el mundo pudiese hacer vacunas, son muchos países que tienen la industria de la vacuna, pero el problema es tener la tecnología a punto, y eso se llamaba compartir las patentes y se acabó. Porque entonces ustedes, la Argentina podría estar haciendo vacunas, Colombia también, Brasil también, México también, y unos más, otros menos, se le da un empujón a esta necesidad que hay. No, a cambio de eso, se prefiere amparar el derecho de propiedad y no defender la vida, sabiendo que además la respuesta tiene que ser colectiva que es obvio, que nos salvamos todos, o seguimos con esta enfermedad, pero para salvarnos todos, necesitamos un volumen de oferta y de respuesta que no estamos en condiciones de dar rápidamente.

GS: Y además el egoísmo de los países centrales. Estados Unidos, otros países que prácticamente han cerrado la posibilidad de vender las vacunas.

PM: Primero yo, y cuando me sobre te doy. Es lamentable, entonces se está apostando a que el propio sistema por la vida capitalista por el interés resuelva el asunto. Vamos a ser más claros, se está esperando que inversiones grandes que se están haciendo multiplique a determinados laboratorios la capacidad masiva de hacer vacunas y no se aprovechó la capacidad sedentaria que hay en muchísimos paises que podría haber ayudado, pero que implicaba compartir la patente.

GS: Acá estamos viviendo una situación muy particular, usted saber que la Argentina y México han hecho este acuerdo para toda América Latina y de AstraZeneca Oxford y por un problema en el laboratorio de México se enviaron a envasar a Estados Unidos y ahora Estados Unidos prácticamente se ha apoderado de las vacunas que le pertenecen al resto de América Latina.

PM: Si, tranquilo, (risas) solidariamente,

GS: (Risas) Ahora que fracasó no solo la política a nivel mundial, si no también los organismos internacionales, la ONU, de los distintos organismos que deberían poner un poco de equidad y de actuación plena frente a esto.

PM: Institucionalmente el mundo tiene un retraso considerable porque la globalización no es que nos guste, desgraciadamente es un hecho. Y es un hecho por el desarrollo de la empresa trasnacional, que es el gran motor, que se mueve por intereses a través del planeta, entonces de hecho los estados componen categorías que cada vez están más limitados, la verdadera respuesta sería una soberanía internacional para algunos temas, como este. Pero naturalmente ahí, prácticamente los organismos internacionales no existen, no detentan poder, porque este tema, el tema ecológico, imponen decisiones de carácter mundial, no tiene vuelta, entonces ahora nos entretienen con fantasías, por ejemplo, el capitalismo nos hace propaganda de que está reciclando los envases con botellas rescatadas del mar, no llega al 1% en la composición de los envases, es una verdadera joda. (risas). Nos están haciendo el cuento del tío.

GS: (Risas) Pero te niegan la vacuna, que es lo más importante. Ahora, yo para el final vuelvo a un tema que en la región nos preocupa mucho, porque estos mensajes.. ahí ustedes en el Uruguay hemos visto cómo el presidente se tuvo que adecuar a lo peligroso de esta pandemia y ha tenido que tomar medidas que seguramente al electorado no le gustó.

PM: En realidad la deberíamos haber tomado bastante antes. El organismo técnico lo recomienda en febrero, y pronostica con matemática en la mano lo que iba a pasar. Y no le erró, no falló la ciencia, falló la política. Después no hubo más remedio por los hechos, porque ahora estamos a punto de estar saturando el sistema sanitario, se han tomado medidas pero corriendo de atrás. Cuando había que luchar por anticiparse. Bueno, esa es también debilidad de la política, y además, tuvimos en la mano algunas respuestas que en su momento nos pudo haber adelantado el proceso de vacunación y no es lo mismo porque parece que soñábamos con encontrar mejores vacunas y cuestiones por el estilo, y después tuvimos que arreglarnos con los chinos.

GS: Y con lo de Bolsonaro ¿Qué hacemos, Pepe?

PM: (Risas) Esperamos que el pueblo de Brasil tome medidas. Los pueblos a veces se equivocan, pero la equivocación no puede ser eterna. En este caso ya no es una discusión de izquierda o derecha o centro, no, es peor todavía, porque es medio de locura la cosa, no se puede prever. Yo veo que hasta el sistema empresarial tiene problemas, porque una cosa peor que el rumbo, es lo no previsible, lo absolutamente imprevisible. Esto está apareciendo porque el señor Trump, y otros también, está variopinta la política que se está presentando en el mundo. Nunca terminamos de sorprendernos.

GS: Si, totalmente, me quedo con eso. Hay mucho de locura lamentablemente. Fuerte abrazo

PM: Hasta el jueves, y un abrazo a ustedes. Y suerte.

Te puede interesar

Vacunación a embarazadas: “El principal objetivo es prevenir las formas graves de la enfermedad y la mortalidad consecuente”, dijo María Eugenia Carducci

En Mañana Sylvestre, la coordinadora de la Unidad de Medicina Fetal y Embarazo de Alto Riesgo del Hospital Italiano de San Justo remarcó el...

Gabriel Katopodis: “Alberto está convencido que de esta crisis salimos haciendo, mejorando día a día”

El ministro de Obras Públicas de la Nación, en charla con Mañana Sylvestre, destacó la inauguración de la Variante Pergamino de la Ruta 8,...

Minuto Uno: Hacia una salud integrada, ¿De qué se trata la reforma?

La entrevista al funcionario integrante del Ministerio de Salud bonaerense, Mario Rovere, quien apoyó la necesidad de una reforma integral de la atención sanitaria...

La Cocina del Gato recibe a Ariel Staltari

Gustavo Sylvestre cumplió el pedido especial del actor y músico, quien fuera protagonista en series de Tv como El Puntero y Un Gallo para...