“La cuestión estructural no cambia, seguimos en condiciones frágiles y muy delicadas”, dijo el economista Mariano Kestelboim

Compartir

Este miércoles, la economía argentina logró la categoría de “mercado emergente”, tras 9 años como “mercado de frontera”, en el índice elaborado por Morgan Stanley Capital Internacional.

Para conocer las implicancias de la medida tomada por el MSCI, en Mañana Sylvestre estuvo el economista Mariano Kestelboim, y consideró que el país seguirá expuesto a la inestabilidad, que llevó a las condiciones de la corrida bancaria.

“La cuestión estructural no cambia, seguimos en condiciones frágiles y muy delicadas”, dijo.

“El Gobierno está compuesto básicamente por funcionarios que responden a los intereses del sector financiero. Desde ese punto de vista tiene motivos para estar celebrando, porque ayer las acciones de empresas argentinas que cotizan en la bolsa de Estados Unidos venían trepando cerca de 15%, hoy seguramente va a seguir esa dinámica, pero para la población en Argentina no hay cuestiones para celebrar”, expresó.

“No cambió absolutamente nada; y de hecho nos están imponiendo una condición muy importante , porque si a Argentina se le llega a ocurrir regular la entrada y salida de activos financieros internacionales, inmediatamente el país va a dejar de ser mercado emergente y volverá a ser mercado de frontera”, subrayó.

Para Kestelboim, esta decisión del MSCI “consolida los caminos que llevaron a la crisis” cambiaria, por los condicionamientos que tendrá de aquí en más las políticas económicas del país, independientemente de la continuidad o no del Gobierno de Cambiemos.

“Deja a la Argentina atada a la decisión de grupos financieros internacionales y no al Ejecutivo Nacional”, expresó.

Sobre cómo repercutirá esta decisión en el precio del tipo de cambio, Kestelboim ve un dólar fortalecido, y la continuidad de “una presión al alza”.

“Esta decisión descomprime el mercado cambiario, porque posiblemente las empresas argentinas se vayan a revalorizar en el exterior. Esto va a generar un poco de alivio pero creo que va a haber más presión a la alza que a la baja del dólar”, indicó.

Jueves 21 de junio de 2018