“La devaluación y el incremento de precios licuaron nuestro presupuesto”, refirió Gustavo Crisafulli, de la Universidad del Comahue

“La misma situación crítica que está pasando la UBA la estamos pasando la mayoría de las universidades nacionales”, dijo Gustavo Crisafulli rector de la Universidad del Comahue y aclaró que “la devaluación y el incremento de precios han licuado nuestro presupuesto”.

“A diferencia de la UBA nosotros ya pagábamos tarifas eléctricas muy elevadas, por tanto el impacto es relativamente menor sin embargo impacta los precios del combustible porque nosotros nos movemos con transporte, y el precio del gas se nos va a cuadruplicar en una provincia donde es prácticamente imprescindible para calefaccionar aulas y laboratorios”, remarcó.

Sobre la reunión que mantuvo primero con el presidente Macri, y luego con el ministro de Educación Esteban Bullrich, el rector comentó que el Gobierno aseguró que brindará mayores precisiones acerca de la ayuda financiera a las universidades recién luego del cierre de la paritaria docente.

“Un refuerzo de $500 millones va en la dirección correcta pero es claramente insuficiente. El presupuesto de todas las universidades nacionales es de $51.000 millones, o sea que estos $500 millones son sólo el 1% más. En los gastos de funcionamiento tenemos problemas serios, porque es un aumento del 3% cuando solo en un mes tuvimos 6% de inflación”, precisó.

Además denunció una subejecución presupuestaria de las partidas que sostienen el funcionamiento administrativo de las universidades, aunque aclaró que Bullrich prometió agilizar el pago correspondiente al mes marzo.

Ya no tenemos espalda financiera para aguantar retrasos, y este es un refuerzo presupuestaria que es importante pero de corto aliento”, finalizó.

La Universidad del Comahue tiene 10 sedes distribuidas en las principales ciudades de la provincia de Neuquén y Río Negro, y cuenta con aproximadamente 30.000 alumnos.

Audio de la entrevista

Miércoles 4 de mayo de 2016