“La estabilidad del tipo de cambio es completamente artificial y se logra a un costo altísimo”, señaló Agustín D’Attellis

En diálogo con Mañana Sylvestre D´Attellis manifestó que “es cierto que en estas últimas semanas el Gobierno logró una estabilidad del tipo de cambio, pero es una estabilidad completamente artificial y a un costo altísimo que recae sobre todos los argentinos. Ayer se confirmaron los datos de fuga de capitales del mes de mayo y este ítem sigue subiendo a un récord de casi U$S 2500. Se siguen yendo las reservas que entran por deuda del FMI: se van del BCRA para financiar la fuga de capitales y el pago del vencimiento de la deuda. Tenemos la amenaza latente del BCRA por el acuerdo con el FMI de poder intervenir en cualquier momento, cuando de un día para otro quemaron todos los papeles y abandonaron lo que era la zona de no intervención… Toda esa cuestión artificial está sosteniendo que el único objetivo que tiene el Gobierno de acá a las elecciones es aguantar y sostener el precio del dólar y que no haya una corrida”.

Para D´Atellis “todo eso está muy atado con alambres, y en cualquier momento cualquier evento interno o externo puede disparar una corrida y que esta contención artificial se venga abajo…, porque las presiones de fondo que justifican que haya una corrida del tipo de cambio y un aumento el riesgo país, etc. están presentes y existen. El mercado sabe que esto es así. y lo que hace es ejecutar muy en el corto plazo”.

Atado con alambres
“Luego, en el oro plano –el de la economía real (producción, empleo, consumo, comercio, et.)- día a día nos enteramos de indicadores económicos que dan cuenta de una situación de crisis de una magnitud muy fuerte. Ayer se publicaron los datos de caída del consumo en supermercados y centros comerciales, con retrocesos de 2 dígitos en el caso de estos últimos (más del 22%), que además se comparan contra meses que ya fueron malos el año pasado. Esto indica que la caída parece no tener fin”.

“Los datos de empleo formal indican que durante el último año se perdió un empleo cada dos minutos en la Argentina añadió D´Atellis-. Además cae e consumo y la inversión. Toda esta situación ya está lanzada y es de esperar que siga por esta dinámica hacia abajo. Nada da cuenta de una reversión de este proceso”.

Por otro lado en la jornada de ayer se concretó una emisión de Letes (bonos de corto plazo en dólares) y el Gobierno tuvo que pagar una tasa de 7,5%. “Es que este es un proceso de bola de nieve, porque el Gobierno tiene una necesidad cosante de refinanciar y esa refinanciación cada vez se da a un costo más alto –dijo al respecto D´Atellis-. Y esa tasa de interés va aumentando porque el mercado financiero percibe que la Argentina es una país cada vez más riesgoso”.

“Lo que hace el mercado es mirar hacia adelante el nivel de la deuda y su denominación en dólares, y por el otro lado mira la generación genuina de dólares que tiene la economía (las exportaciones y la inversión extranjera directa) -puntualizó D´Atellis-. Y en este último plano lado no tenemos nada: las exportaciones no levantan cabeza, salvo algunos productos primarios muy puntuales, y la inversión extranjera directa está frenada. Entones una economía que no genera dólares de forma genuina y que tiene un fuerte perfil de vencimientos de deuda en dólares en los próximos años, está anticipando una situación muy probablemente de cesación de pagos, a no ser que se haga algo a tiempo para intentar evitarlo –alguna reestructuración de deuda que implique tirar hacia adelante los vencimientos-. Por eso el costo de refinanciar la deuda cada vez es más alto”.

Miércoles 26 de junio de 2019