“La percepción es que este año la pobreza puede ir a niveles más altos”, aseguró la economista Mara Ruiz Malec

Compartir

Un informe realizado por el Instituto de Trabajo y Economía de la Fundación Germán Abdala fijó la inflación del mes de septiembre en torno al 6,2%, que sería la cifra más alta del año y la mayor desde el año 2002.

“Fue todo muy concentrado en alimentos y bebidas, lo cual es muy preocupante, mientras que otros servicios están congelados temporariamente por el periodo electoral, con lo cual es un dato de mucho impacto en el bolsillo de trabajadores y trabajadoras”, dijo en Mañana Sylvestre la referente de dicha institución, Mara Ruiz Malec.

“En harinas, carnes y algunos lácteos tuvimos subas mensuales de más de dos dígitos, fue un aumento brutal”, consignó.

En tanto, para la economista, los salarios de empleados registrados “van a tener una caída del 20% comparado a 2015”, mientras que el panorama será aún peor para las personas que laboran en la informalidad.

Sostuvo además que la asignación universal por hijo “está quedando muy retrasada con respecto a la inflación”, y anticipó que los números de pobreza podría ir más del allá del 35% actual.
“La percepción es que este año la pobreza puede ir a niveles más altos”, remarcó Ruiz Malec.

Luego finalizó: “La herencia que deja este gobierno es una inflación muy alta, con una deuda enorme y con cesación de pagos en algunos vencimientos para el año que viene, y con un espacio muy acotado para el próximo gobierno, donde hay que pagar muchos intereses y además se han comprometido rebajas de impuestos a sectores que quizá estaban en condiciones de pagarlos”.

Miércoles 9 de octubre de 2019