“La reforma jubilatoria reproduce el mismo intento de Cavallo cuando impuso el recorte del 13%”, apuntó Leopoldo Moreau

Tras la firma del acuerdo fiscal del Gobierno con los gobernadores se supo que se cambiará el índice para pagarle a los jubilados el año próximo. “En realidad era lo más importante que buscaba el Gobierno de todos estos anuncios que hizo –destacó Moreau en comunicación con Mañana Sylvestre-. El Gobierno actúa como un pelotero: tira 1000 pelotas para embocar 1. En este caso lo que querían embocar era a los jubilados, pensionados, a los que cobran asignación universal por hijo y asignación familiar, a los pensionados con pensiones no contributivas. ¿Por qué? Porque necesitan dos cosas: por un lado esos recursos –los 140 mil millones de pesos que le van a quitar a la ANSES con esta decisión-. Y por otro lado porque tienen que dar urgente una señal a los acreedores externos de que el Gobierno está en de producir recortes que aseguren el repago de la deuda”.

El diputado nacional electo por Unión Ciudadana en la provincia de Buenos Aires añadió que “el anuncio es absolutamente mentiroso, porque por ejemplo habla de que van a llevar la jubilación mínima al 82% del salario mínimo. En este momento la jubilación mínima es de 7.246 pesos. Llevarla al 82% del salario mínimo significaría 19 pesos de aumento… Pero mientras tanto con esta decisión le van a hacer perder a los jubilados aproximadamente 900 pesos por mes, sumado el aguinaldo, por la eliminación de la fórmula de movilidad que se sancionó en 2009”.

Moreau comentó que “dijeron que lo iban a actualizar los haberes jubilatorios `por la inflación y un poquito más´. ¿Qué es ese poquito más? ¿En qué papel o resolución se plasmó? Creo que la que hicieron ayer fue un anuncio donde seguramente los gobernadores dijeron `bueno, nos hagan aparecer como los verdugos de los jubilados, de la asignación universal por hijo, etc.”.



Crisis de deuda

“En realidad esto reproduce el mismo intento que llevó adelante Cavallo en julio de 2001, cuando impuso el recorte del 13% de los jubilados y en aquel caso también a los empleados del Estado –denunció Moreau en su paso por el aire de Radio 10-. Si vos ves aquel debate –lo estuve leyendo ayer en versión taquigráfica- es lo mismo que hoy, lo único que cambia son las cifras. ¿Y por qué ocurre esto? Porque el Gobierno está en una crisis de deuda. Tiene que dar urgente estas señales porque está en duda su capacidad de repago, del mismo modo que había una crisis de deuda en aquella época, en julio de 2001. Se lo ha dicho Standard & Poor´s, no una consultora kirchnerista, de izquierda, etc. Argentina está entre los 5 países más vulnerables del planeta porque se endeudó desaforadamente. Y Macri está repitiendo lo de los gobiernos que se endeudan de esa manera: lo primero que hacen es manotear la plata de los jubilados. En esto no hay nada nuevo. Es la misma receta de siempre”.

Moreau destacó que con esta movida la ANSES pierde unos 115 mil millones de pesos. Porque el 20% del impuesto a las ganancias que se destinaba a la ANSES desaparece, va a las provincias, básicamente para darle la plata a Vidal. La disminución de los aportes previsionales que está prevista en la reforma tributaria significa una pérdida de 43 mil millones de pesos. Y la devolución del 3% a las provincias de lo que coparticipaban con ANSES significa una pérdida de 12 mil. O sea ahí más o menos tenés 150 mil millones. Eso se compensa con el impuesto al cheque. Pero este impuesto tiene una recaudación de no más de 50 mil millones. Es decir que la ANSES pierde 100 y pico de miles de millones el año que viene. Por otra parte en la reforma tributaria que el impuesto al cheque será a cuenta del impuesto a las ganancias; y con el paso de los años está previsto eliminarlo…”.

Silencio alarmante
Para el diputado nacional electo “lo más increíble de todo esto es el silencio de la dirigencia sindical. Lograron disminuir el impacto de la reforma laboral. Pero es inconcebible el silencio porque acá no estamos hablando solamente de los actuales jubilados, que también deberían defender, porque forman parte de sus sindicatos. Estamos hablando también de los futuros jubilados, que en realidad van a ser los más dañados. ¿Y por qué? Porque todas estas decisiones irán bajando la tasas de sustitución, que es la relación entre el haber de los jubilados respecto a los salarios de los activos. Hoy esa tasa se ubica en un 62% promedio. Es decir, vos percibís un 62% de lo que es el haber de los activos de tu actividad. La tasa va a bajar por imposición del FMI aproximadamente al 40%, aunque hay sectores del Gobierno aún más gurkhas que la quieren llevar a la que tiene hoy Chile, que es del 35%. Eso producirá un daño enorme en los futuros jubilados. Y la dirigencia sindical -la inmensa mayoría- también mira para el costado en ese sentido…”.

“Lo que me sorprende, y espero que haya reacción -y he visto que la hay de Pablo Moyano, de la Corriente Federal, de las dos CTA, que ya es hora que se junten todas y constituyan una Central de Trabajadores que tenga una actitud combativa y me parece que tienen que repetir la experiencia de la CGT de los Argentinos, del Grupo de los 25, del propio MTA que Moyano formó en los 90…-. Pero al margen de esas reacciones lo que me sorprende es que no han dicho ni una palabra sobre este tema de los jubilados. No solo respecto a los actuales jubilados, que saldrán dañados como acabamos de decir; sino respecto de los jubilados futuros, que son trabajadores de hoy”.


Viernes 17 de noviembre de 2017