“La sensación es que no se puede hablar porque el riesgo es el escarnio mediático”, dijo el juez Gustavo Caramelo

Compartir

Nuevas voces se suman desde el poder judicial a los cuestionamientos hechos a la actualidad de la Justicia por el Presidente de la Corte Suprema de la provincia de Buenos Aires Eduardo Lázzari.

En Radio 10 opinó el juez nacional en lo civil Gustavo Caramelo, quien manifestó sus coincidencias con De Lázzari, y sostuvo que “la Justicia está en una crisis espantosa”.

“Lo que hay que hacer es tomar nota de lo que dice De Lázzari y tratar de encararlo para buscar soluciones. La Justicia está en una crisis espantosa. Está vista por la sociedad como una corporación oscura, ineficiente y sospechada de corrupción”, opinó el magistrado.

“Es un poder de la sociedad democrática que tiene que fortalecerse para cumplir la función que prevé la Constitución, y pareciere que está sumido en un marasmo de otras cosas, de operaciones que para la sociedad deben resultar inexplicables, y si tiene explicaciones deben resultar vergonzosas, para quien está trabajando en ella y para quien lo ve desde afuera”, continuó.

A su vez criticó la ofensiva que recayó sobre De Lázzari por parte del oficialismo provincial y nacional, tras sus declaraciones. “La sensación es que no se puede hablar” porque el riesgo es de confrontación mediática y de una suerte de señalamiento mediático y de escarnio que es preocupante”, estimó Caramelo.

Y finalizó: “El sistema de Justicia está en una crisis que requiere una transformación profunda”

Miércoles 17 de julio de 2019