“La YPF estatal era un caso de management tratado en las universidades del mundo”,dijo M. Bomrad

Compartir

En Mañana Sylvestre, quien fuera director de marketing de YPF denunció el vaciamiento de la empresa por parte de Repsol, y aseguró comenzó mucho antes de la presidencia de Néstor Kirchner.

“Lo que pretendo demostrar con mi telegrama de renuncia que está datado en marzo de 2000, es desbaratar ese argumento que está dando vueltas y que quiere relacionar en forma directa la política de desinversión en la que ha incurrido Repsol en YPF con la política de esta administración y de la anterior. Yo digo que esto es falso porque el Presidente Kirchner asumió en el 2003, y yo renuncio a la petrolera en el 2000, es decir 3 años antes, denunciando precisamente toda esta desinversión. En honor a la justicia quiero dejar en claro ese punto”, dijo Marcelo Bomrad.

Más adelante explicó todo el proceso de deterioro de empresa y los motivos que detonaron su renuncia a la compañía: “Concretamente, yo era director de marketing al que reportaban diversos sectores entre ellos el servicio técnico y el control de la calidad de los combustibles. Nosotros en aquella época teníamos un gasoil que era un orgullo que tenía 55 cetanos, (el cetano es al gasoil lo que el octano a las naftas). Una de las primeras órdenes que me dan es que yo firme en mi carácter de responsable del servicio técnico la reducción de los cetanos para llevarlos a una graduación de 50, cosa que significaba una involución de la calidad, pero si se hubiera bajado el precio no hubiera habido ningún problema. El tema es que querían bajar la calidad sin bajar el precio, lo que claramente era algo perjudicial para todo el mundo, excepto para los nuevos accionistas de la petrolera. Y esto es lo que motivó mi renuncia”.

“Si nos ponemos en perspectiva, habíamos sido adquiridos por Repsol, una empresa sin una gran experiencia en el negocio del petróleo, debido a que España no tiene yacimientos en su territorio, y cuando YPF tenía control estatal había comprado recientemente una empresa en Estados Unidos que se llamaba Maxus. Recuerdo haber estado con Estenssoro (entonces presidente de YPF), analizando el caso YPF en la Universidad de Harvard. Este era un caso de management que se trataba en las mejores universidades del mundo y ese se daba cuando YPF tenía el control estatal”, explicó.

Sobre el futuro de la compañía, tras la nacionalización decidida por el Gobierno, Bomrad expresó en Radio La Red que “Yo creo que vamos a volver a eso, máxime si los profesionales de los que se está hablando regresan a la Argentina. Hay total capacidad para recuperar el autoabastecimiento. Una gestión de ese tipo replicaría e incluso mejoraría la última YPF que era un ejemplo a nivel mundial”.

Audio completo de la entrevista

Jueves 3 de mayo de 2012