“Las fórmulas del Frente de Todos abren la esperanza de volver a vivir en un lugar donde los sueños sean un camino a recorrer”, dijo Fernanda Raverta

Ayer Mar del Plata fue el punto de partida de la campaña del precandidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, y de la fórmula para gobernar la provincia de Buenos Aires –Axel Kicillof-Verónica Magario-, en el marco de un acto multidudinario. En diálogo con Mañana Sylvestre la diputada nacional de Unidad Ciudadana por la provincia de Buenos Aires y precandidata a intendenta en General Pueyrredón por el Frente Todos comentó que “los indicadores de desocupación y el modelo económico nacional hacen que cuando a la Argentina le va mal, a Mar del Plata le va doblemente mal, porque les va mal a los trabajadores de Mardel, pero además, ¿qué trabajador de otro lugar se puede ahorrar nos pesitos hoy para ir un fin de semana largo y pasar unos días en familia en la ciudad?”.

“Así que la situación está muy compleja y con una falta de gestión en lo local y de defensa de los intereses de los marplatanses en el municipio de General Pueyrredón que también agrava la situación”, añadió María Fernanda Raverta.

Generar trabajo
“Creo que las candidaturas del Frente de Todos implican poner la esperanza en movimiento –destacó la diputada nacional-. Los marplatenses nos merecemos pensar que podemos tener una gestión local abocada a la defensa del trabajo y a la generación de nuevos puestos de trabajo. Mar del Plata siempre está por encima de la media nacional en relación a la desocupación. Casi siempre en la gran mayoría de las veces que se mide, somos la ciudad con más desocupación en la Argentina. Así que la esperanza tiene que ver con pensar en gestiones y gobiernos que piensen en generar trabajo y cuidar el trabajo que existe”.
Recuperar los sueños.

“Lo que viene pasando hace 3 años y medio es que en cada comercio que cierra sus persianas, en cada fábrica que cierra en la ciudad o en cada lugar donde no se defiende por ejemplo el trabajo en tierra del puerto de Mar del Plata, en cada lugar de esos hay familias enteras que pierden la ilusión de ver crecer a sus hijos en mejores condiciones que ellos mismos, que es lo que todos queremos, que nuestros hijos tengan más oportunidades que nosotros”, apuntó Raverta.

“Me parece que la fórmula en provincia y por supuesto a nivel nacional -y obviamente con el espíritu que encaramos la campaña en Mar del Plata- tiene que ver con eso: con la esperanza de volver a vivir en un lugar donde los sueños, las expectativas y las oportunidades puedan ser un caminito a recorrer, y no en este presente donde uno se levanta sabiendo que al día siguiente va a perder algo de su calidad de vida. Es la esperanza en movimiento pensando en un año electoral donde podamos modificar este modelo económico”.

La otra Mar del Plata
“Mar del Plata hoy tiene 158 mil vecinos y vecinas que están bajo la línea de pobreza. 41 mil son indigentes. Hay más de 300 comedores en la ciudad que asisten a más de 100 mil personas. Mar del Plata tiene la otra Mar del Plata, no la que ve el que nos viene a visitar, que por lo general pasa por el centro y en el circuito turístico, sino la Mar del Plata que es urgente, que está en un momento de mucha debilidad y que es muy difícil pensar que esas familias se puedan proyectar. Y así estamos, pensando una gestión en la que el modelo económico nacional nos permita crecer como ciudad, pero que además la gestión local atienda sensiblemente”.

“En la discusión entre el actual intendente vecinalista de Cambiemos, Carlos Arroyo, y la gobernadora María Eugenia Vidal, terminamos perdiendo todos los marplatenses –puntualizó Raverta. Y por supuesto, como pasa siempre, los que están en situación de más vulnerabilidad pierden más, porque tienen menos posibilidad de resistir”.

Martes 9 de julio de 2019