“Lo más probable es que esa droga haya venido de Colombia a Argentina, y tenía como destino Rusia”, resaltó Hernando Kleimans

Compartir

“Estos kilos de droga no llegan de Rusia, sino que deberían haber ido hacia Rusia. Lo más probable es que esa droga llegue desde Colombia a la Argentina, porque nuestras fronteras son transparentes, y después viajen a Rusia”, explicó en Mañana Sylvestre, el periodista experto en asuntos ligadas a Rusia, Hernando Kleimans, en el aire de Radio 10, sobre el escándalo por valijas diplomáticas que contenía 389 kilos cocaína halladas en la Escuela de la embajada rusa en Argentina.

“Hace poco hubo una segunda visita del titular del Servicio Inteligencia Federal Nicolai Patrushev que se reunió con Bullrich. Ahora queda claro que no viajó para firmar un protocolo, estaban sobre las huellas de esta operación”, expresó.

Más adelante, habló de la política inflexible que mantiene el premier ruso Vladimir Putin ante el narcotráfico: “La justicia rusa es inflexible con este tema, y hay una orden de Putin de no tomar prisioneros. Si no se toman prisioneros, es que saben lo que tienen que hacer en estos casos”.

“La droga se descubrió en la sede de la escuela donde estudian los chicos de las familias de la embajada rusa. Es un lugar muy perfecto para esconder estas cosas”, dijo y resaltó la figura del embajador ruso en Argentina, Viktor Koronelli, quien fuera el denunciante del caso.

Respecto a cómo funciona la mafia mundial del narcotráfico en Rusia y en el continente asiático, Kleimans deslizó que “todo arranca en Sochi, en el balneario ruso. Todos los años se reúnen los integrantes de la mesa chica del narcotráfico mundial. Es un lugar reservado comparado con los de Marbella o Niza. Ahí mismo hace unos años hubo una acuerdo central entre los productores de droga de Colombia y del Asia Central. En este acuerdo se incluyeron medios de transporte insólitos, como un submarino, como transporte de drogas, o burros”

Y agregó que hoy quedó de lado el llamado Triángulo de Oro, de países como Vietman, Laos y Mianmar, y se trasladó su protagonismo a Afghanistán, como centro de narcotráfico de drogas pesadas.

Viernes 23 de febrero de 2018