“Lo primero que se me ocurre pensar es que este blanqueo tiene seguramente nombre y apellido”, dijo el contado Alfredo Propritkin

Compartir

“Lo primero que se me ocurre pensar es que este blanqueo debe tener seguramente nombre y apellido, debe estar destinado a alguien que necesita por alguna razón incorporarse al blanqueo, aprovechar una oportunidad para regularizar una situación determinada”, dijo el reconocido contador Alfredo Propritkin sobre la decisión de Mauricio Macri de incorporando por decreto a todos los familiares de funcionarios al blanqueo fiscal.

“No olvidemos que tenemos en trámite alguna causa que incluso el propio presidente está involucrado, por los Panamá Papers”, precisó en diálogo con Gustavo Sylvestre.

“Es un mal comienzo del segundo año como presiente de Macri, y esperemos que haya algún tipo de reacción de los legisladores, de los ciudadanos, para hacer notar que este tipo de cosas no son las que el país necesita”, sostuvo el ex perito contable de la Corte Suprema.

“Este no fue un tema que pasó desapercibido cuando salió la ley, sino que estuvo sobre la mesa, y después de haber sido discutido, analizado, evaluado, se decidió excluirlo estrictamente de la ley”, consideró. A la vez resaltó que si se permite la amnistía fiscal a familiares de funcionarios podría blanquearse dinero generado incluso este año porque el origen de los fondos y la fecha de su generación se da “por simple manifestación del interesado”.

Audio de la entrevista

Jueves 1 de diciembre de 2016