“Lo único que pido es que los partidos sean normales”, dijo Caruso Lombardi y llamó a evitar suspicacias

CarusoEl verborrágico DT de Argentinos Jrs estuvo en Mañana Sylvestre y habló del cruce mediático que tuvo con el jugador Diego Placente, tras su separación del plantel y pidió reglas claras en la definición de los descensos, y al “que le toque, que le toque”. “Con los chicos, voy a pelear a muerte igual”, dijo.

“Yo llegué en un momento muy difícil, habíamos arrancado bien y después nos caímos por una serie de lesiones importantes, y por algunos jugadores que se fueron. Lo que pasó ayer es una lástima, porque yo creo que correspondía cuidar la integridad física de algunos jugadores y por eso optaron por la salida de estos tres muchachos, que se tuvieron que ir por la puerta de escape el otro día, por la noche, a oscuras muy tarde después del partido. Si optaron por eso yo lo veo bien, ahora que un jugador salga a hablar de mí, cuando yo no tengo nada que ver y ese jugador no jugó casi ningún partido porque siempre estuvo lesionado, o sea que la culpa no pasó por mí”, dijo Ricardo Caruso Lombardi, técnico de Argentinos Juniors en relación a su cruce con el lateral Diego Placente, separado del plantel.

Más adelante agregó: “Él estaba desgarrado cuando llegué, y una vez que se curó se lastimó la rodilla. Es decir que no es por problema mío, si a él no le daba para seguir jugando y quería el partido homenaje no me eches la culpa a mí”.

“Yo no tengo por qué aguantar que un tipo me ofenda por un medio televisivo y callarme la boca. Por ahí reacciono de modo violento, pero mi carácter es así, y me ofusco cuando hay algo que me duele”, recalcó.
Sobre la figura del presidente Luis Segura, muy cuestionado por estos tiempos difíciles que afronta el club, Caruso estimó que “en su momento tuvimos diferencias notorias, del que todo el mundo sabe pero hoy por hoy no podemos estar peleados”.

En relación al futuro próximo, dijo que “los jugadores que quedaron van a ser los mejores para mí, y para matarnos van a tener que meternos con 200 fusiles y morir en pie, eso es lo que tenemos que hacer. Matarnos en la cancha, tratar de sacar resultados. Si bien me quedaron una cantidad de chicos lo voy a pelear a muerte igual. Para mí sería mucho más fácil dar un paso al costado e irme para mi casa. Pero yo no soy así, yo ya me metí en esto y voy a seguir para adelante”.

Acerca de los rumores que corren entre los hinchas del Bicho sobre un posible descenso digitado desde AFA para favorecer a Independiente, el técnico manifestó que “lo que pido es que los partidos sean normales, y al que le toque, lo toque porque si no vamos a estar con suspicacias de que las cosas no se hacen como se debe hacer”.

Jueves 23 de mayo de 2013