Los diálogos discretos entre la UCR y el macrismo siguen viento en popa

Compartir

El macrismo y el radicalismo han retomado con fuerza pero con muy bajo perfil las conversaciones para confluir en un mismo espacio y fórmula conjunta con miras al 2015.

Elisa Carrió también acompaña y fogonea con fuerza ese acuerdo.

Los únicos que quedarían afuera, porque no están convencidos del mismo, son Margarita Stolbizer y ‘Pino’ Solanas, mientras Hermes Binner duda entre replegarse a Santa Fe o seguir adelante con su candidatura presidencial, por un espacio más acotado.

Nada se anunciará por ahora y todo se guardará para diciembre o tal vez marzo del año próximo, sobre todo teniendo en cuenta que el Presidente del radicalismo, Ernesto Sanz, ahora se mostraría contrario a ese acuerdo.

Lo más visible será el experimento cordobés de Marcos Juárez, donde finalmente el PRO y el radicalismo irán unidos en la elección a Intendente local, del próximo 7 de septiembre. A nivel provincial, todos dejan por sentado que el PRO, la UCR y tal vez Luis Juez vayan unidos, en torno a la candidatura a gobernador del radical Oscar Aguad, aunque también suena el nombre del Presidente de la Unión Industrial de Córdoba, Ercole Felippa, un potencial candidato que les cerraría a los tres sectores.
Dentro del radicalismo los que más empujan el acuerdo con el PRO son los caciques provinciales que ven en esa alianza la posibilidad de recuperar varias gobernaciones.

En las últimas semanas el macrismo está exultante. Las encuestas propias, sumadas a otras tres de las principales encuestadoras de nuestro país, están indicando que Mauricio Macri es el candidato que más ha crecido, en intención de voto y en imagen positiva.

Las mismas encuestas que analiza por estas horas el sciolismo, que marcan una curva decreciente para Sergio Massa, un repunte del gobernador Scioli y un crecimiento importante del Jefe de Gobierno Porteño. Estas encuestas marcan una paridad entre Scioli y Massa,con leve ventaja para Scioli en torno al 21% y a Macri un 18%.

Una cuarta encuestadora le da a Scioli una diferencia mayor, 29% sobre 25% de Massa, 22% de Macri y 16% a Binner.

Las diferentes encuestadoras, que destacan el crecimiento de Macri, analizan que el Jefe del PRO crece sacándole votos a Massa y a Unen.

Para las primarias, los analistas sostienen que hoy por hoy la gente se inclinaría a votar en la interna del Frente para la Victoria, seguido de Unen, postergando al Frente Renovador (hoy solo lo tiene de candidato a Massa) y al PRO.

Las últimas encuestas, también traen una sorpresa: el crecimiento cualitativo del Ministro Florencio Randazzo en la interna del Frente para la Victoria. Por ahora no hace peligrar el primer lugar de Daniel Scioli, pero algún analista se sorprende porque en los Focus Group el nombre de Randazzo aparece espontáneamente cada vez más, como alguien diferente, nuevo y gestionador.

El Director de una antigua consultora de plaza suma un dato sobre la interna del FpV: la gran electora de ese espacio sigue siendo la Presidenta Cristina Kirchner –que viene recuperando imagen positiva– que en caso de bendecir públicamente a Scioli o Randazzo, inclinaría la balanza a favor de uno u otro.
Pasado el Mundial, los candidatos volverán con estrategias renovadas. La mayoría apuntará a consolidar sus candidaturas de julio a diciembre, mes en el que definirán, de acuerdo a las encuestas, su futuro electoral.

A todo esto el gobierno, desde donde se desmiente cualquier retoque del gabinete para los próximos meses, está concentrado en dos temas que la Presidenta considera fundamentales para el corto plazo: la negociación con los Fondos Buitre, en el Juzgado de Griesa, y el contexto internacional encuadrado en las visitas de los Presidentes de Rusia y de China, más la reunión de los países integrantes del Brics en Brasil.

Por estos últimos temas, es que la Presidenta ha decidido ‘guardarse’ en Olivos, después del fuerte estado gripal que la aquejara la semana pasada.

“Las visitas de los Presidentes de Rusia y China, más la reunión de los Brics son más que trascendentes para el país y para la Presidenta, por eso es importante que se recupere y esté en un 100%” sostiene una fuente del Gobierno, que echa por tierra con algunos rumores que indicaban que detrás del silencio presidencial anidaba alguna decisión importante para las próximas semanas.

Si bien hay que tener en cuenta que en el universo kirchnerista siempre, detrás de silencios prolongados o de algún hecho que los ha golpeado, aparece siempre una contraofensiva o alguna acción concreta que los devuelve al primer plano, en este caso se indica que tras la inesperada gripe presidencial, los médicos le recomendaron mayor cuidado para afrontar bien recuperada los compromisos anunciados anteriormente. Y se sabe que Cristina Kirchner acata al pie de la letra las recomendaciones de sus médicos.

Si bien Cristina Kirchner ha delegado en su ministro Axel Kicillof toda la negociación con los Fondos Buitre, monitorea desde Olivos el curso del mismo.

En las últimas horas una tenue luz verde se había encendido nuevamente en el Gobierno, tras el diálogo del Ministro con el mediador puesto por Griesa, para encarrilar el diálogo con los Buitres. Si bien ya está prácticamente definido que el ofrecimiento de pago será en base a la operación Repsol o Club de París, la duda presidencial es si Griesa accederá a despejar el camino de posibles embargos para la Argentina, y poner al país a salvo de la famosa cláusula RUFO.

Ayer el economista Aldo Pignanelli, ex Presidente del Banco Central de la República Argentina, ahora en los equipos de Sergio Massa, quien se ha mostrado optimista desde el primer momento en cuanto a que se alcanzará una buena solución para el país, repetía ante varias consultas que “todo está bien encaminado”.