“Los dos satélites de ARSAT facturan cerca de US$40 millones al año”, destacó Guillermo Rus

Compartir

El gobierno anunció este miércoles el lanzamiento del Plan Conectar 2020-2023 orientado a potenciar el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación de forma igualitaria en todo el territorio nacional.

La iniciativa prevé la construcción y lanzamiento de un tercer satélite de telecomunicaciones, que se denominará Arsat SG1; la ampliación de la Red Federal de Fibra Óptica, el fortalecimiento de la Televisión Digital Terrestre y la modernización del Data Center.

En Mañana Sylvestre conversamos con el vicepresidente de ARSAT, Guillermo Rus, quien dio detalles del nuevo programa y destacó los beneficios económicos que brinda la operatividad satelital, y la capacidad de generación de dólares genuinos.

“Los dos satélites de ARSAT facturan alrededor de US$40 millones al año de los cuales un 30% corresponden a servicios de exportación a Estados Unidos y otros países del continente que se brindan con tecnología argentina”, remarcó Rus en Radio 10.

De cara a lo que será el Plan Conectar, el funcionario de ARSAT subrayó la decisión de retomar la construcción y lanzamiento del satélite ARSAT 3, proyecto suspendido en 2016 en tiempos de Mauricio Macri.

“Es un satélite pensado para llevar banda ancha a todo nuestro territorio, principalmente banda ancha satelital para áreas rurales o donde no hay cobertura de redes terrestres. Hay escasa cobertura de ese tipo de servicio en nuestro país, dejando sin Internet a una porción importante de nuestro territorio”, puntualizó.

Además habló de las mejoras en la línea de la Televisión Digital Abierta, y consideró que el proyecto prevé “volver a poner la infraestructura en valor”.

“Durante los cuatro años del gobierno de Macri se hizo escaso mantenimiento en la infraestructura que empezó a degradarse e impactó en el servicio, la señal se cae en forma constante”, expresó.
Además valoró la decisión de ampliar la red de fibra óptica, para llevar la internet de banda ancha a todo el territorio en forma homogénea.

“En este caso es volver a poner en valor la infraestructura porque no se realizaron inversiones y la red llegó a su ocupación casi máxima. Hay que ampliar su capacidad y su alcance para llegar a más argentinos con banda ancha”, consideró.

Sobre la actualidad del Centro de Datos, la idea es “modernizarlo” y “recuperar capacidad tecnológica” porque allí “hay muchos servicios del Estado Nacional y de los Estados provinciales y municipales”.

Jueves 17 de septiembre de 2020