“Los medios no se están muriendo, sino que se están suicidando”, dijo el periodista Daniel Molina

El crítico cultural, con amplia trayectoria en el mundo del periodismo, cuestionó en Mañana Sylvestre el rol de los grandes medios a raíz del affaire por la carta del Papa, que dejó mal posicionados a quienes sostenían la falsedad de la misiva. “Hoy los medios no buscan mentir sino escandalizar, y llevar agua para su molina en su guerra mediática con el Gobierno”, expresó.

“Los medios no se están muriendo sino que se están suicidando, y me parece que el caso de la carta del Papa fue una dosis fuerte de esa tesis del suicidio de los medios. El principal capital es su prestigio, que podemos confiar en ellos, pero con la carta del Papa fue la gota que rebasó el vaso, porque fue para la historia de lo patético”, expresó el periodista Daniel Molina, y referente del mundo de las redes sociales a través de su cuenta de Twitter, @rayovirtual.

“Hoy los medios no buscan mentir sino escandalizar, y llevar agua (para su molino) ensu guerra mediática con el Gobierno”, dijo y más adelante puntualizó: La calidad informativa de los medios masivos está en retroceso. Hoy los medios están devorados por la televisión, por el rating y por sumar el segundo a segundo, -ya no el minuto a minuto- y si no ponés un escándalo no ganás. La búsqueda desesperada de rating les está haciendo perder su esencia, porque no nacieron para eso”.

Idas y vueltas, sobre la Carta del Papa

Molina analizó las contradicciones en las que cayeron los grandes medios a la hora de opinar sobre la carta que envió el Papa a la Presidenta, primero tomándola como válida y subrayando críticas al Gobierno, para después desautorizarla, y marcarla como una trampa “vergonzosa” del Gobierno.

“No existe ninguna cordura. Se le dedicó media hora de cámara y después dijeron que era chantada, que era la vergüenza más grande de la Argentina”, indicó Molina, quien es el conductor del ciclo Los Futuristas en el Canal de la Ciudad.

En este punto, cargó contra el diario Clarín, y señaló que hoy “son conscientes que están perdiendo la guerra digital con La Nación, porque se concentraron en la guerra con el Gobierno y no en desarrollar un medio periodístico. La Nación duplicó sus ventas, y Clarín vende la mitad, de 1.200.000 ejemplares está ahora en 600.000”.

“Hace 15 años no había un medio con ese poder de venta en ningún idioma latino, o tuviera tanto poder como Clarín. Pero la caída de Clarín la hizo el propio el diario”, enfatizó.

Además, en Radio Del Plata, el periodista puso entre paréntesis el rol actual de los grande medios de comunicación, a nivel gráfico, y precisó que “ninguna persona seria los toma como una fuente de información válida, porque hoy se toma toda la información y se la mira con lupa. Leo 5 diarios y hago un promedio y sé que no llego al 5% de lo real”.

Las internas en la Iglesia

Molina entendió el affaire por la veracidad de la carta dirigida por Francisco a la Presidenta como un engranaje más de la fuerte interna que se vive hoy en el seno de la Iglesia Católica.

“La Iglesia había perdido poder con la asunción Néstor Kirchner, que la había dejado de lado como interlocutor válido, lugar que volvió a ganar con Cristina. Y a partir de que Bergoglio se convierte en Papa, se convierte en un actor político de primer nivel en Argentina. Bergoglio es como el ala progresista de la Iglesia, y los sectores conservadores y reaccionarios le están haciendo guerra interna muy fuerte. Alguien quiere que Bergoglio esté mal con muchas cosas, y dentro de ellas, su relación con políticos argentinos y en especial con el Gobierno”, destacó el periodista.

Audio completo de la entrevista

Lunes 26 de mayo de 2014