“Los que plantean devaluar lo que quieren es destruir el salario”,señaló Hugo Yasky,titular de la CTA

yaskyEn Mañana Sylvestre, el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina cuestionó a los economistas que piden un reajuste del tipo de cambio, y dijo que sectores económicamente poderosos ligados a las exportaciones “apuestan por una devaluación para duplicar o triplicar sus ganancias”. Además cargó duro contra Moyano y Micheli, por no salir a condenar la represión a trabajadores del Hospital Borda, y dijo que el “silencio que es casi una confesión de partes”.

“Tenemos preocupación porque evidentemente existen sectores muy poderosos que están jugados de manera explícita en tratar no solamente que la economía tenga turbulencias, sino que tenga situaciones de conflictos. Creo que alguien que lo expresó con mucha sinceridad fue el senador Sanz, cuando dijo que ellos necesitaban que la economía anduviera muy mal, que las cosas se complicaran porque si no era muy probable que la gente volviera a votar al oficialismo. Eso que expresó Sanz, quizá un poco ingenuamente, lo piensan muchos operadores económicos que son los que especulan en este momento con el dólar, porque el precio del dólar es algo que no tiene nada que ver con la realidad. Hay muchos que están tratando de que estalle el acuerdo de precios. Son sectores económicamente poderosos que apuestan a una gran devaluación. Si en Argentina hubiese la devaluación que ellos reclaman, los que exporten reciben dólares y duplicarían o triplicarían sus ganancias de un día para el otro”, dijo Hugo Yasky, titular de la CTA sobre la realidad de la economía de estos días y sobre el crecimiento meteórico del dólar blue.

En relación a la posición de Federico Sturzenegger, presidente del Banco Ciudad, quien se mostró en favor de una devaluación de entre el 30 y el 40%, Yasky precisó que una decisión de esa naturaleza significaría “licuar entre un 30 o un 40% los salarios. Significa liquidar todo lo que conquistamos y volver a la Argentina que teníamos en el año 2000”.

“El resto de las cosas las podemos ir solucionando, porque evidentemente como trabajadores necesitamos terminar con el trabajo en negro, que hay cerca de 35% todavía, y eso es muy alto. Necesitamos que modificar la alícuota del impuesto a las Ganancias”, agregó.

La movilización contra la represión en el Borda

“Nosotros pedimos el juicio político a Macri, porque no puede quedar como si fuera parte de la vida normal semejante represión. La brutalidad que se vivió, y que es de alguna manera una imagen anticipatoria de los que podría volver a ser Argentina, en caso de que los que piensan como Macri pudieran llegar a gobernar. Y la respuesta fue extraordinaria, porque fue una multitud, y primera vez que en Capital Federal hay una reacción de este tipo”, expresó Yasky sobre la movilización en repudio de la violenta represión de la Metropolitana en el predio del Hospital Borda.

Acerca de la gestión del Gobierno de la Ciudad, el sindicalista indicó que “ellos están convencidos de que ese tiene que ser el camino, y la metodología. Están convencido de que la Argentina necesita mano dura, y Macri está dispuesto a proveer esa mano dura generosamente y a darle a quienes piensan que van a ser sus futuros votantes la clara imagen de que esta es la Argentina que se viene”.

“Escuché en varios programas de radio a oyentes que llamaban diciendo ´yo lo voté a Macri pero esto no lo admito´, así que creo que empieza a haber una especie de decantamiento entre aquellos que realmente añoran y tienen nostalgia por la Argentina donde se reprimía a mansalva, y los que quieren un país democrático”, añadió.

El silencio de Moyano y de Micheli

Acerca de la ausencia de una respuesta tanto de la CGT que conduce Moyano, como del titular de la CTA disidente, Pablo Micheli, ante la represión que sufrieron trabajadores del Borda, Yasky indicó que “hay un silencio que es casi una confesión de partes. Creo que evidentemente no salir a decir con el mismo énfasis con que a veces se plantean algunas otras posiciones cuando se trata de agredir o denostar las políticas del Gobierno Nacional, no haber tenido al menos el mismo énfasis para salir a condenar esto me parece un hecho repudiable”.

Las paritarias

En cuanto a los acuerdos salariales para este año, Yasky consideró que las discusiones se cerrarán con alzas de “entre el 24 y 25% y se están dando en el nivel correcto, que era lo que señalábamos hace un par de meses”.

“Entiendo que el año pasado hemos tenido una caída muy abrupta, diría estrepitosa de la economía, porque caer 8% de un año para el otro no es poca cosa, y sin embargo hubo una virtud en las políticas públicas que es haber defendido el empleo, porque no cayó ni un solo punto”, dijo.

“Entonces cuando un gremio va a la paritaria sin haber perdido posiciones en el empleo tiene la posibilidad de hacer un buen acuerdo. Porque en la época en que íbamos a la paritaria con mucho desempleo, entrábamos a la cancha perdiendo 5 a 0”, cerró.

Miércoles 1° de mayo de 2013