“Los resultados fiscales han mejorado notablemente en los últimos tres meses”, sostuvo Jorge Ingaramo

Compartir

En el aire de Radio 10, analizó la realidad financiera nacional el economista Jorge Ingaramo en charla con Gustavo Sylvestre y su equipo periodístico.

El licenciado en Economía de la Universidad Nacional de Cordoba valoró las cifras de la balanza comercial del último trimestre, y planteó buenos augurios frente a un eventual cambio de expectativas económicos que dejen atrás la actual crisis recesiva.

“Los resultados fiscales han mejorado notablemente en los últimos tres meses y eso no lo dice nadie. Esto es pese a la pandemia y pese a los grandes costos que implicaron los subsidios estatales”, expresó el economista.

“Que hubo que emitir por la pandemia no cabe ninguna duda, todos los países lo hicieron. Así como la Argentina probablemente termine este año con un déficit operativo de 7 puntos del PBI, Estados Unidos va a terminar el año con 15 puntos del PBI abajo por la pandemia, con la diferencia que en Argentina cuesta más esfuerzos porque todavía no estamos en el mercado de deuda voluntaria y cuesta más sacar el exceso de pesos que hay en el sistema”, evaluó.

“La verdad es que hay muy pocas reservas en el Banco Central, pero eso también se puede resolver. Nadie podría descartar que después de las elecciones norteamericanas el Fondo Monetario Internacional intente un arreglo con la Argentina y con eso se puede hacer una reposición de reservas que limite este mal momento que está pasando el país”, agregó.

A la vez, el economista defendió el precio actual del dólar oficial y consideró que se encuentra en un nivel “normal” y correcto a la actualidad económica del país.

“El tipo de cambio comercial, de exportaciones e importaciones no está desalineado en la economía. Cualquier economista que usted consulte le va a decir que un $80 es un dólar normal”, planteó Ingaramo.

En este marco, descartó la necesidad de una devaluación como sostienen algunos economistas, y subrayó los efectos negativos que sobrevendrían con una decisión de esa naturaleza.

“El club de los devaluadores está siempre muy activo. Pero si se devalúa lo único que va a hacer será correr todo para arriba, con una gran pérdida de salario real y aumento de la pobreza y no se va a conseguir absolutamente nada”, sintetizó.

Lunes 26 de octubre de 2020