Low cost:“Estas aerolíneas no son seguras, están jugando con fuego”, aseguró Marcelo Urich,de la Federación Aeronáutica

Compartir

Un nuevo escándalo se produjo en uno de los últimos vuelos de la Low Cost Fly Bondi, tras enviar el equipaje de los pasajeros por tierra en un vuelo entre Bariloche y Córdoba, hecho que se suma al problema técnico que obligó al regreso de su primer vuelo comercial.

En el aire de Mañana Sylvestre, el vocero de la Federación Aeronáutica Marcelo Urich cargó contra estas empresas low cost, aseguró que la infraestructura argentina no está preparada para estas políticas aerocomerciales, y advirtió sobre los problemas de seguridad que podrían traer a mediano plazo.

“Estas aerolíneas no son seguras, están jugando con fuego”, dijo el experto en temas aeronáuticos.

“Hay muchas preguntas sin respuestas. Más allá de lo de las valijas y lo del motor, todos los días hay una novedad. Es lamentable pero las Low Cost son así”, puntualizó.

Fly Bondi hasta ahora cuenta con una sola aeronave para conectar sus destinos, se trata de un Boeing 737-800, que contaría con unos 12 años de antigüedad. A estas limitaciones operativas se suman la sobreventa de pasajes producto de la política comercial agresiva que tiene la compañía, al vender pasajes a muy bajos precios. En esta ocasión, el sobrepeso obligó a enviar por tierra el equipaje de los 190 pasajeros, hecho que demoró su llegada en 48 horas.

“Se venden los vuelos baratos pero la ecuación da pérdida. No sabemos cuál es el negocio ni quién financia este déficit operativo”, apuntó Urich.

“No es seguro volar con esta gente, no cumplen con controles que debieran cumplir y el ente regulador mira las estrellas. En todos los medios terrestres, uno tiene el recurso de la banquina. En el avión, sólo tenés el piso: o aterrizas o te pegás el palo”, comentó y añadió: “Ni borracho me subo a estos vuelos”.

Martes 6 de febrero de 2018