Luis Contigiani: “La negociación entre nación y provincias es desigual, y no hay diálogo entre desiguales”

Compartir

En el aire de Radio 10 estuvo el diputado santafesino por el Frente Progresista Cívico y Social Luis Contigiani quien analizó la realidad política y económica argentina y calificó como “compleja” a la posición en que hoy se encuentran los mandatarios provinciales, situación que a su juicio forzó a los gobernadores acompañar el pacto fiscal propuesto por el Presidente Macri,y la reforma previsional votada semanas atrás en el Congreso.

“Para los gobernadores no es fácil, desde ese lugar hacen lo que pueden. Es muy complejo el tema, ellos firmaron un acuerdo fiscal de carácter general”, justificó Contigiani quien votó en contra de la reforma previsional y del presupuesto, a pesar del apoyo tácito que diera el gobernador Miguel Lifschitz, y que le valiera chispazos en su relación con el mandatario.

“No hay problemas con el gobernador Lifschitz. El gobernador está en una situación muy difícil”, deslizó el legislador y aseguró que Cambiemos tiene “una visión extraña de la democracia como si fuera una sociedad anónima donde hay un CEO que da órdenes”.

“Voté en contra de la reforma previsional, la tributaria y el presupuesto. Todo va en una misma lógica de reciclar tardíamente la teoría del derrame, es decir darle al capital toda la libertad y rentabilidad, la fluidez y el apoyo porque –para el Gobierno- es el va a desarrollar a los pueblos. Pero sabemos que la teoría del derrame nunca funcionó salvo para concentrar economía, y generar desigualdad, y pobreza”, recalcó.

Por otra parte, Contigiani habló de la actualidad ecónomica y de la apertura de las importaciones impulsada por Cambiemos, y del enorme déficit comercial que jaquea a las finanzas argentinas.

“A datos de noviembre, las importaciones de bienes de consumo estuvieron en el acumulado cercano al 20% arriba y las exportaciones están estancadas, y esto lleva a que el déficit comercial sea récord histórico y está en US$7.600 millones. Esto configura una seria amenaza para sectores industriales pymes, que dependen de la demanda agregada del mercado interno y significará menos desarrollo industrial, menos trabajo, y más conflictividad”, consignó.

Miércoles 3 de enero de 2018