Luis D’Elia: “Cristina nunca tocaría la Constitución en beneficio personal”

Compartir

En Mañana Sylvestre, el titular de la Federación Tierra y Vivienda se mostró contrario a forzar una nueva relección de la Presidenta y dijo que en el acto en Vélez “hubo un fuerte apoyo de la militancia”

“Yo creo que la última medida de la estatización de YPF, creo que es la medida que toca más las fibras sensibles, prácticamente la medida más importante de estos 9 años porque recupera las herramientas estratégicas en el control de la economía, a la hora de ser soberano. Reconstituye el país federal, volviendo a darle a la Nación un papel importante en un tema vital. Había mucha mística en ese estadio, una adhesión a la figura presidencial que no sé cuántos políticos en la Argentina pueden exhibir. Creo que fue un apoyo fuerte de la militancia a una Presidenta de la República que nos llena de orgullo”, dijo el militante piquetero.

Sobre la falta de apoyo sindical en el acto llevado adelante el viernes en el estadio de Vélez Sarsfield, D´Elía opinó que “lo que hubo fundamentalmente fue kirchnerismo desde una matriz más movimientista que partidocrática. Ahí había mucho movimiento nacional y popular, y poca estructura partidocrática, y creo que el lema elegido, ´Unidos y organizados´, expresa una decisión fuerte de Cristina Fernández de organizar la fuerza propia.

Acerca de la iniciativa de reformar la Constitución Nacional para dar la posibilidad a un nuevo mandato de la Presidenta, D´Elía señaló que “hay que trabajar fuerte sobre la probabilidad de construir una nueva Constitución y un nuevo Estado para el Siglo XXI. Pero creo que la primera por convicción ideológica y republicana que nunca tocaría la Constitución en beneficio personal es Cristina Fernández de Kirchner. La primera obligación no es ver quién va a gobernar en los próximos 4 años, sino cómo rompemos el péndulo de la historia con la oligarquía argentina, y consolidar el movimiento nacional por 40 o 50 años”.

Más adelante, en Radio La Red indicó que “estamos en un momento óptimo, me parece que hay que demoler el Estado y la Constitución que nos impuso el Consenso de Washington, en la década del ´90, y hay que centrar allí la discusión. Si se abre esto, y la propia Cristina convoca a esto, le va a dar un hándicap tan grande que le va a permitir poner su delfín, y digo delfín y no sucesor y esto le va a permitir conducir el movimiento muchos años, y le va a permitir volver si ella quisiera en algún momento. Y fundamentalmente hoy ante las enfermedades de Lula y de Chávez, casi seguro que podría cumplir un papel preponderante en el Unasur y en el Mercosur.

Sobre el rol de los jóvenes en el llamado Cristinismo, dijo que se trata de una “sabia decisión de Cristina de darle a los jóvenes la conducción del movimiento. Es mucho mejor que tengan la conducción los jóvenes y no aquellos que pasaron por el movimiento nacional y que les dio lo mismo tener de jefe a Menem, a Duhalde o a los Kirchner. Los jóvenes expresan convicción y una historia por escribir. Esto ha oxigenado mucho las estructuras del kirchnerismo, y yo me siento mucho más cómodo”.

Audio completo de la entrevista

Lunes 30 de abril de 2012