“A los kelpers hay que convencerlos de que tienen que ser argentinos”, afirmó Aldo Rico

Compartir

En el programa Con Voz Propia, el ex militar y combatiente en la Guerra de Malvinas volvió a criticar a la conducción política y militar del conflicto y señaló que “Malvinas fue una guerra sin conducción, ni coordinación política, ni militar”

Fuimos a la guerra con un destornillador cuando necesitábamos un martillo. Estábamos preparados para una guerra en el continente en la altura de la cordillera, en periodo estival y contra un rival que era Chile. Y combatimos contra la NATO con la ayuda de EEUU. Fue una trampa y un envite de EEUU. Nosotros no nos adherimos al embargo cerealero a Rusia, el PC fue el único partido no proscripto, y poco tiempo antes de Malvinas se estudió la posibilidad de cambiar todo el armamento por el soviético. Después Galtieri cambia todo y pretende una alianza con EEUU.”, señaló Rico.

Más adelante, afirmó que “fuimos a un conflicto al que no estábamos preparados. Se podía haber ganado con una buena conducción si no se hubieran cometido los errores que se cometieron. Estábamos en manos de brutos y voluntariosos, no supimos entender una guerra en el territorio contra la subversión menos íbamos a entender una guerra contra los ingleses”.

Sobre la disposición de las tropas argentinas, precisó que “la infantería argentina se defendió con compañías aisladas, sobrextendidas, en terrenos superiores a los que marca la doctrina, los ingleses atacaban con regimientos reforzados y con ametralladoras con visión nocturna. Esos soldados se defendieron y combatieron, tenían la instrucción de un ejército de conscriptos. El ejército tiene que estar integrado por voluntarios pagos como los ingleses, nunca estuve de acuerdo con la presencia de conscriptos”.

Además criticó el accionar de los comandantes militares, y señaló que “no se sabía cuál era el orden de batalla del enemigo. La información estratégico es pública, y estaba publicada en la revista James, y se la desatendió”.

Luego agregó que “para derrotar a un enemigo se tiene que conocer su historia, su cultura, ellos nunca dejaron una colonia por las buenas, y no se van ir de Malvinas porque es un problema estratégico”.

Ellos, (por la cúpula militar) pensaron que no iba a haber guerra, que no iba a haber enfrentamiento, Malvinas fue una gran trampa para los argentinos. Nadie discute el patrimonio argentino en Malvinas, ni los ingleses lo discuten”, agregó.

El objetivo del plan inicial y el Buque Gral Belgrano.

“Si se toma el plan, la misión era la defensa de Puerto Argentino, y si se pierde la vista del objetivo, así es difícil que se triunfe. Porque Galtieri por razones políticas quería tener mas presencias en las otras islas”, explicó.

Respecto del hundimiento del buque Gral. Belgrano, Rico refirió que los ingleses “lo hundieron bien porque no había buque en el mundo con los obuses del tamaño de los que tenía el Belgrano. Con ese buque fondeado en Puerto Argentino los ingleses no hubieran podido entrar, y ellos suponían que pudo haber ido allí”.

La desmalvinización

“El proceso de desmalvinización comienza en el proceso militar, tenían miedo de mostrarnos. Tuvimos que salir a la fuerza de donde nos tenían, porque nos escondieron. Los veteranos fuimos rápidamente retirados del servicio. A los veteranos nos tenían miedo, y tenían razón en tenernos miedo. No se aprovechó nuestra experiencia”.
Respecto a la responsabilidad que le cabía a los militares de alto rango que dieron las órdenes en la guerra, Rico señaló que “si no se sabía a qué enemigo íbamos a enfrentar le tienen que aplicar el código de Justicia Militar y si no lo sabían le tiene que aplicar el código penal”.

La actualidad de disputa diplomática

Para Rico, la actualidad del manejo diplomático de Malvinas tiene que “tener en cuenta la opinión de los kelpers. Hay que convencerlos de que tienen que ser argentinos. Ellos no pertenecen a la Argentina es obvio que no van a tener voluntad de ser argentinos. Hay 8 generaciones de kelpers. Hay que planterlo bien, sostener la soberanía pero convencer a los que allí viven que les conviene ser argentinos”.

Malvinas la vamos a recuperar, pasaran 2 o 3 generaciones, pero no ocurrirá mientras los ingleeses tengan el problema estratégico del control del Atlántico sur, el Pacifico y la Antártida”, concluyó.

Alfonsín, y la rebelión militar

En relación a lo que fueron las asonadas militares de 1987, Rico recordó el diálogo con el entonces presidente Raúl Alfonsín.”Alfonsin ve por primera vez la cara de sus soldados no de sus generales que el comandaba como presidente, y entendió perfectamente lo que pasaba. Por eso luego sale y dice que éramos héroes de Malvinas”, dijo.

Con respecto al diálogo que sostuvieron en su encuentro en Monte Caseros, Rico refirió que “yo le pedí una solución política definitiva a las secuelas de la lucha contra la subversión, una solución para todos. Él me pregunta cómo se debe aplicar, y yo le digo “el político es usted, el instrumento tiene que ser una ley, una amnistía. Después entre el generalato y la Coordinadora sabotearon la solución”.

Luego prosiguio: “Me preguntó además quién debía ser el Jefe de Estado Mayor. Yo le dije échelos a todos y nombre al más moderno, al General Vidal, que lo tenía a metros de donde estábamos charlando. Finalmente lo nombra a José Caridi, que no representaba nada. Y en vez de amnistía, sale la obediencia debida, que no existía en el código militar, que impone la inspección de una orden, porque sino no se cumple”.

Además Rico, aclaró que su acción en Semana Santa y Monte Caseros “fue una sublevación, no una rebelión” y consideró en relación a los juicios a represores como una “justicia estrábica, porque hubo varios bandos que se pelearon, ¿Donde están los montoneros? Además no hay soluciones para los temas de defensa y de seguridad, porque están en manos de personajes que participaron de elementos subversivos, que mataban a policías, a militares, y a civiles”. Por otra parte, Rico no descartó la utilización de las Fuerzas Armadas para la lucha contra la inseguridad, y dijo que “deben hacer lo necesario para supervivencia del Estado”.

Lunes 2 de abril de 2012