Manuel García:“El manejo oligopólico de YPF nos costó el cierre de 3.000 estaciones de servicio”

Compartir

En Mañana Sylvestre, el presidente de la Asociación de Estaciones de Servicio Independientes de la Argentina (AESI) aplaudió la decisión de Cristina sobre la reestatización de YPF, pero dijo que quedan muchas preguntas por contestar, por ejemplo “¿Por qué Repsol era la mejor en el mes de enero y hoy es la peor?

“Nosotros es algo que veníamos luchando desde hace mucho tiempo tratando de convencer a funcionarios de gobierno que la desregulación petrolera ha fracasado en la Argentina. La decisión que tomó la Presidenta es de valientes, y necesaria. En todo esto hay preguntas muy difíciles de contestar por ejemplo: ¿Por qué Repsol era la mejor en el mes de enero y hoy es la peor?”, señaló.
Respecto al comportamiento de Repsol en relación a los estacioneros independientes, García expresó que “la compañía avanzó sobre las estaciones de servicio, impuso métodos de comercialización que nos afectaron seriamente, ejerció un abuso de posición dominante y a nosotros este tipo de manejos oligopólicos nos costó más de 3.000 estaciones de servicio cerradas, y no digo nada de los trabajadores, porque 45.000 puestos de trabajo se perdieron. Esta es una medida que se debió haber tomado mucho tiempo atrás, nos hubiésemos ahorrado muchos dolores de cabeza, y además muchos millones de dólares”.

“Hoy las reservas están trilladas, estamos con pozos petroleros maduros. Se están chupando lo último del pozo que no es el mejor petróleo que tenemos, y ahora hay que reconstruir todo esto. Para poder crecer debemos tener buenos cuadros técnicos porque han sido diezmados en YPF y en Argentina”, añadió.

En este sentido, explicó en La Red que todos estos cambios necesarios “no se logran de un día para el otro. Acá se habla de que YPF era deficitaria, se habla del manejo, yo estoy convencido que de YPF vivíamos todos. La nafta a 0.45 centavos de dólar, todas las empresas del Estado con cuentas en YPF que nunca se liquidaban, el país era otro. Los lugares donde estaba YPF, los centros asistenciales, las proveedurías, la flota de barcos y aviones, era una empresa grandiosa que ha quedado reducida a las más mínima expresión. Una empresa dedicada a extraer las riquezas petroleras y gasíferas sin invertir un peso, evidentemente esto tenía que terminar”.

García no se queda sólo con la toma de control estatal de la petrolera nacional, sino que lo que se pregunta es “si esto que se hace con YPF se va a extender al resto, porque acá no sólo es culpable YPF, el resto de las compañías petroleras que actuaron en el mercado en los últimos 20 años tienen mucho que ver. Y una cosa es manejar una facturación de $65.000 millones anuales, y otra cosa es manejar el doble. Hay que tener en cuenta que en Brasil el modelo es exitoso porque Petrobras controla desde la producción de petróleo hasta la refinación de los combustibles”.

Audio completo de la entrevista

Martes 17 de abril de 2012